FÚTBOL

Redondo elogia a James, Juanfer y evoca la Colombia del Pibe

El excapitán del Madrid visitó el país con LaLiga. Destacó a los jugadores colombianos, entre ellos los volantes del Bayern y River.

Un '5' zurdo con la pelota pegada al pie. Formado en una cantera de cracks (Argentinos Juniors). Leyenda del Real Madrid e inmortalizado en el campo de Old Trafford un 19 de abril del 2000. De esos jugadores escasos en estos tiempos: siempre respirando fútbol, honrando la profesión y liderando cada proyecto hasta que su rodilla no dio más en 2004. Ese es Fernando Carlos Redondo Neri, exjugador argentino con 14 títulos en el Real Madrid, AC Milan y la selección.

'El Príncipe', como era conocido este adroguense (Adrogué, Buenos Aires – 6 de junio de 1969), regresó a Colombia, país del que guarda "grandes recuerdos" por sus enfrentamientos con la Selección colombiana de la década del 90. En esta oportunidad lo hizo como embajador de LaLiga, la competición más importante del mundo que tiene hoy como líder al Barcelona de su compatriota Lionel Messi.

En charla con AS desde el norte de Bogotá, Redondo insinuó que le gustaría volver a ver a James Rodríguez en el Madrid, alabó el fútbol de Juan Fernando Quintero, recordó al Pibe, Asprilla y compañía, y opinó sobre José Pékerman y la llegada de Carlos Queiroz a la Selección Colombia.

¿Qué es lo que hace diferente a LaLiga de las otras ligas top del fútbol europeo?

"LaLiga es única, no compite contras las otras ligas. Tiene su propia particularidad, tiene a los dos grandes como el Madrid y Barcelona que son referencia mundial, tiene jugadores de una jerarquía exquisita. Después, tiene mucha historia; eso es lo que hace de LaLiga una competencia muy especial".

¿Qué necesita un jugador colombiano o suramericano para triunfar en el Real Madrid?

"Nos distingue una esencia, una idiosincrasia, un estilo de juego. Esas características son las que te hacen llegar al Real Madrid. Luego el poder mantenerse, creo que la gran virtud es la mentalidad, esa capacidad de soportar la máxima tensión y presión para cuando vistes esa camiseta".

¿Cómo califica el paso de James Rodríguez por el Real Madrid?

"Los jugadores como James, con esa jerarquía y talento, son perfectamente para el Real Madrid. De hecho lo ha demostrado, ha tenido momentos muy buenos y no se descarta que en un futuro pueda regresar".

¿Le gustaría que James regresará al Madrid?

"Siempre me gusta que los grandes jugadores jueguen para el Madrid. Se sabe que tengo el corazón madridista, pero más allá soy amante del fútbol y no soy anti Barça o anti Atleti. Disfruto del buen juego y de los buenos jugadores, más allá de una camiseta".

¿En qué jugador de la actualidad se ve reflejado?

"El fútbol ha cambiado y mi posición ha evolucionado. Hoy se comparten la cancha entre dos jugadores, normalmente de corte más defensivo para dar equilibrio. Pero digamos que siempre me gustó Gago, que hoy está lesionado, tenía cosas en las cuales yo me sentía identificado: ofrecerse siempre como opción para un compañero, ser vértice de jugada y participar mucho en la elaboración de juego".

"Obviamente Busquets en el Barcelona, con otras características lo hace. Tiene esa velocidad mental y simplicidad que da gusto verlo jugar. Con un toque supera una línea de presión, pone a un compañero en situación de ventaja. Ese tipo de jugadores son los que yo siempre miro teniendo en cuenta la posición, porque sigo pensando que un 5 es importante en el equilibrio defensivo pero también es muy importante en cuanto a la creación y elaboración de juego".

¿Qué recuerda de sus enfrentamientos en los 90 contra El Pibe Valderrama, Asprilla, Rincón…?

"Son grandes recuerdos. Fuimos una generación de grandes futbolistas y nuestros choques fueron muy recordados. Nos tocó sufrir también el 5-0 en Buenos Aires, fue duro para nosotros; pero por sobre todo destaco la calidad de esos jugadores, la jerarquía, personalidad, cosas que son fundamentales para el fútbol y que distinguen a un equipo o selección. La verdad es que era muy pareja la disputa entre nosotros. Los jugadores de Colombia marcaron historia".

¿Qué opinión tiene de Juan Fernando Quintero en el fútbol argentino?

"Comencé a verlo en River, es un jugador que me encanta, se ve que hoy está mucho más maduro en lo futbolístico y en lo mental. Tiene un pie exquisito. Son jugadores de clase que a uno le da gusto ver. Será de gran aportación para la Selección Colombia".

¿Cómo ve la llegada de Carlos Queiroz a la Selección Colombia?

"Es un nuevo proceso, es un técnico que tiene una gran experiencia, ya sea en clubes de primer nivel como en selecciones. Tiene 4 mundiales en su espalda, ese es un gran aval. Se va a encontrar con un grupo de muy buenos futbolistas, es decir que tiene material".

Recientemente James Rodríguez eligió a los entrenadores que más lo ayudaron en su carrera, entre ellos estaban José Pékerman, Carlo Ancelotti y Jupp Heynckes. Usted también fue dirigido por los tres, ¿qué tienen ellos que los hace tan importantes?

"Sí, los tuve a los tres. A José desde muy chico en las divisiones inferiores de Argentinos, fue muy importante en mi formación; él transmite seguridad, tranquilidad, cosas muy importantes para el jugador. En su etapa en la Selección Argentina, no solo en la colombiana, dejó cosas muy importantes. Hizo un trabajo enorme".

"Ancelotti es un técnico que maneja muy bien los planteles de equipos de primera línea, con jugadores de renombre, que a veces es difícil de gestionar. Y a Heynckes le tengo un cariño especial, ganamos la séptima Copa de Europa, es un entrenador con una metodología que comparto, ser protagonista a partir del balón. Me parece que hizo una buena mención James".

¿Le hubiese gustado haber jugado más en la selección de Marcelo Bielsa?

"En ese momento me reintegraba a la Selección y sufrí justo de la rodilla, aunque a lo largo de mi carrera sufrí de eso. En esa etapa lo que le decía a Bielsa era que me parecía un acto de responsabilidad decir que no estaba para ir. Yo jugaba en el Madrid y pasaba dos o tres días en la camilla para recuperarme. Fue una etapa dura porque para mí la camiseta de la selección siempre fue un gran orgullo. De toda mi carrera quizás las cositas que me quedaron pendientes fueron con la selección, aunque tuve la suerte de ganar la Copa América del 93. Pero obviamente me hubiese gustado jugar más y haber ganado un Mundial".