SANTA FE

Gerardo Bedoya habla del empate entre América y Santa Fe

Gerardo Bedoya, técnico de Independiente Santa Fe, habló del partido ante América de Cali por la séptima jornada de la Liga Águila en el Pascual Guerrero

Colprensa

El DT de Santa Fe declaró que su primera apuesta frente al América, era tener la misma intensidad del conjunto local. Supieron incomodar, pero no tuvieron profundidad.

Santa Fe se tornó incómodo para un América que acostumbra a ingresar al campo carburando, y con el consentimiento del árbitro, llevo el juego al ritmo que más les convenía; con poco ritmo, plano y con escasas pisadas en las áreas. Con el balón, los de Gerardo Bedoya no supieron qué hacer, ni cuando tuvieron espacio y pudieron golpear a través del contraataque. El 0-0 dejó conforme al DT del conjunto que visitó este jueves el Pascual Guerrero.

Lo que lograron y lo que se les imposibilitó: “Lo primero era igualar el ímpetu del América, que es un equipo con un juego muy directo, pero si te descuidas en la intensidad y la dinámica, te pasa por encima. Y después, queríamos jugar de tú a tú, no meternos atrás”.

Mejor en la contención, y sin ideas con el balón: “A Ariteguieta, que es un gran jugador, tenía que sacarlo del área y tratar de clausurar los costados para que no estuvieran tirándome centros, por eso traté de presionar. Todavía nos falta sostener la pelota, porque me gusta que mi equipo sostenga el balón y desgaste al rival. Por momentos lo hicimos, pero todavía nos cuesta un poquito, por el ADN que traían, siendo un equipo más directo”.

Lo que quería y no pudieron hacer: “Quisiera haber jugado un poco más adelante, pero América nos sostenía la pelota y con ese juego directo, a veces hacía que retrocediéramos, por eso, por momentos jugamos de la mitad de cancha hacia atrás, que era lo que no quería”.

Sin confianza para finalizar las jugadas: “Puede ser que nos haya faltado un poco de tranquilidad, a eso le estamos apuntando. Aquí hay gente que hace goles, pero necesito recuperarles la confianza, la tranquilidad, que se vuelvan más finos. En las contras pudimos haber culminado mejor, pero no terminamos como se debían las jugadas”.