FÚTBOL

Brayan Angulo en Chipre: "nos prepararon para 'Rambo 8"

El creativo vallecaucano, anotó el gol que le dio la victoria al Pafos frente al líder de la Liga, Apoel. “En Colombia hay jugadores con más técnica, pero se corre menos”, dijo en diálogo con AS.

La tranquilidad que manifiestan algunos protagonistas en el campo en el balompié colombiano, se transforma en la principal adversaria cuando trascienden las fronteras. Brayan Angulo lo comprobó luego de que se vinculó al Pafos FC de la Liga de Chipre. “A la segunda semana me iba a devolver. El preparador físico que teníamos creo que nos estaba preparando para ‘Rambo 8’, para una guerra”, contó risueño el ex jugador del América.

Y agregó: “cuando llegué, me costó mucho en lo físico y en lo táctico. Acá si no aportas en esos aspectos, no podés jugar. Los jugadores son muy fuertes, tipo europeo y se trabaja hasta el saque de la pelota; todo es muy aplicado. Cuando llegué, había otro técnico e hice la pretemporada más dura de mi carrera. Hacía mucho calor y no traía ritmo de competencia. Tras los entrenamientos terminaba ‘liquidado’. Sin embargo, poco a poco me fui adaptando y me gané la titular, porque a la parte táctica le agrego el juego del suramericano, eso me ha dado para marcar la diferencia”.

Angulo (18 de julio de 1993), pasó de ser uno de los jugadores más resistidos en América, pese a su protagonismo en el ascenso en 2016, a erigirse en figura en el balompié chipriota. Este sábado celebró su séptimo gol en 13 partidos de Liga. Su anotación le dio el triunfo al Pafos (2-1) nada menos que contra el Apoel, el líder y más connotado del balompié de dicho país.

“Todo el esfuerzo que he hecho, se ha visto reflejado en mi nivel. Siento que he madurado ciento por ciento. Este paso me ha ayudado a crecer bastante, en lo futbolístico y en lo personal. Por fortuna ya salimos de la zona del descenso, pese a que frente al AEL, demandaron el partido por un jugador mal inscrito y nos quitaron 6 puntos más”.

América cedió a Angulo con un préstamo con opción de compra que expira a mediados del año. No obstante, el jugador tendría ofertas para ir al balompié de Rusia y Turquía, toda vez su adaptación: “Acá se habla griego e inglés. Una semana después de que llegué, se fue mi representante, Federico Arboleda, y quedé solo. No sabía ni cómo comprar la comida. El argentino del equipo, Federico Sasic, me colaboró mucho. Luego, una persona del consulado me empezó a ayudar; conseguí un traductor y me fui soltando. Ya me puedo comunicar, y ya estoy con mi esposa y mi hijo”, cerró.