PSG

Las razones por las que Neymar quiere irse de Francia

UOL Esporte de Brasil publica las quejas que tiene el brasileño sobre la Ligue 1 y sobre Francia que lo han hecho decidir irse del PSG.

0

Neymar es el objetivo del Real Madrid para la próxima temporada y el brasileño dio el visto bueno a su fichaje después de una reunión entre emisarios del club blanco y el padre del jugador hace unas semanas en París. Hay una razón, el jugador, que fichó el pasado verano por el PSG por 222 millones de euros, está cansado de la Ligue 1.

El jugador ha dicho a su familia y amigos que estos cinco meses en París “parecen cinco años”. Según detalla este viernes UOL Esporte hay varias razones para que el crack se sienta así. La violencia de los adversarios, el arbitraje permisivo, el mal estado de los campos rivales o la obligación de concentrarse los días previos a los partidos.

La dureza de los rivales con él es la que está por encima de las demás. En la liga francesa sufre de media 5,2 faltas por encuentro (104 en 20 partidos), mientras que en LaLiga ese promedio bajaba a 3,5 en las cuatro temporadas que vistió la camiseta del Barça (431 en 123 choques).

El delantero denunció eso varias veces, como contra el Rennes. Aquel día, protagonizó un feo gesto con Hamari Traoré: fue a darle la mano para levantarle del suelo, pero en el último momento se le retiró y sonrió.  Neymar se defendió así: “Ellos dan golpes y yo juego al fútbol. Provocan, pero yo también sé provocar a mi manera, con el balón. Yo no estoy acostumbrado a dar patadas, no sé cómo hacerlo. Yo me defiendo con el balón. Sé que ellos van a decir que yo puedo ser buen jugador, pero que provoco demasiado. Sé que ellos van a decir eso, pero deberían ver lo que hacen ellos". En este sentido, el jugador del PSG también se ha quejado de la permisividad de los árbitros franceses. 

Otro de los motivos de queja de Neymar es el mal estado de los campos de los rivales del PSG pues muchos terrenos de juego cuentan con el césped alto y agujeros que ponen en riesgo la integridad de los jugadores.

Por último, al crack brasileño que pretende el Real Madrid no le gustan ni los excesivos viajes en autobús que hace el PSG debido a la proximidad con los rivales ni la obligación de concentrarse los días previos a cada encuentro.