MILLONARIOS

Russo: "Dios fue muy generoso, o no me hubiese dado un título"

El técnico de Millonarios dialogó con Caracol Radio y aseguró que ya se siente mejor respecto la infección urinaria, espera terminar su proceso de recuperación para volver al mando del equipo.

Bogotá
0
Miguel Ángel Russo aseguró que su cáncer fue superado por completo
Luisa González Colprensa

Miguel Ángel Russo habló con el programa 6AM de Caracol Radio sobre su estado de salud, tras haber sido hospitalizado el pasado martes por una infección urinaria. El técnico de Millonarios afirmó que su cáncer ya fue superado por completo y que su situación actual no tiene nada que ver con la operación que le realizaron a inicio de año.

"Estas son cosas que aparecen (la infección urinaria), que no genera uno, que se vuelven crónicas y hay que contrarrestarlas. Mi operación ya quedó en el pasado y no tiene nada que ver una cosa con la otra. Espero erradicar esto pronto y salir", dijo el entrenador argentino.

Su estado de salud: "Estoy muy bien, vamos mejorando en el sentido de ir controlando la bacteria. Pero esto es así, prueba y contra prueba. Pero estamos en el mejor camino, buscando lo mejor y sabiendo que estoy en manos de profesionales. En líneas generales mi estado es bueno, no tengo ningún tipo de problema".

El regreso al banquillo: "Yo ya no digo nada. Espero lo que me digan los médicos, entendimos que era lo mejor. Son cosas que uno pueda cortar e ir y venir. Son cosas importantes y uno no puede estar un día bien y luego no. Ojala pueda estar en Medellín (para la Superliga). Estoy muy contento con Millonarios, con la gente, en Bogotá, es mi casa en esta etapa de mi vida, me llenan de afecto de cariño. En general las muestras de cariño y de afecto son muy grandes".

Lo que le dejó esta situación: "Más que enseñanza es priorizar las cosas, vivir de la mejor manera. Yo siempre viví a mi manera. Yo creo que Dios fue muy generoso conmigo, hasta en la adversidad o sino no me hubiese dado un título".

La importancia del apoyo de su entorno: "Mi familia, el cuerpo técnico, Enrique Camacho y Gustavo Serpa sabían de mi enfermedad. Me protegieron. El silencio genera mucho respeto. No es fácil hablar de esto, es un capítulo largo que lo dejó para otra etapa de mi vida. Gracias a Dios lo puedo contar como una anécdota, no quiero recordarlo como algo épico, porque somos humanos. Yo quería ser campeón, los jugadores igual y uno lo siente".

Las muestras de cariño de los equipos del FPC: "Estoy al tanto de todo. Hay cosas que no me sorprenden, porque conozco la calidad la gente, lo de Nacional, lo de Santa Fe, lo de todo el fútbol colombiano y les agradezco". 

El partido de ida de la Superliga: "Respecto al partido (ante Nacional), yo estoy tranquilo con mi Millos. Tenemos la idea, la forma, se nos tienen que acomodar algunos de los chicos nuevos que hemos traído y después buscamos lo mejor. Nos tocó una etapa de jugar muy seguido, debemos estar preparados. Sabemos que nos toca hasta mayo, por lo menos, una Copa importantísima, yo creo que va a ser una de las mejores Copas que se jueguen y debemos seguir en la Copa después del Mundial. Estamos buscando fomentar traer juveniles, porque hay también está el futuro de Millonarios".

Una lección que le dejó la vida: "Hay que ocuparse y no preocuparse. Nadie está excepto a nada de esto. No hay que tener temor, hay que buscar y aprender. El hombre guarda mucho y cuesta que nos abramos, estos es algo que te puede pasar y tiene solución. El hombre no muere de estas cosas, lo sobrepasa y puede tener una vida normal".