Lothar Matthäus

Champions, Rusia y Bundesliga: una charla con Lothar Matthäus

“Puede que Alemania no tenga los mejores jugadores –como Messi o Ronaldo- pero tenemos el mejor equipo y el mejor equipo siempre ganará títulos”, afirma el exjugador alemán.

0

Lothar Matthäus pide silencio en la sala. Con voz firme indica que la entrevista está por comenzar y no quiere distracciones. Dejó el fútbol hace más de 16 años, pero sigue siendo el líder, el capitán de su equipo. Lleva en Bogotá menos de 48 horas y ya ha atendido más de 20 compromisos publicitarios y con la prensa. Mantiene la sonrisa, las maneras y las ganas de conversar sobre fútbol. Queda claro cómo logró jugar hasta los 40 años, lleva el profesionalismo en la sangre.

En tiempos de compilados de jugadas en YouTube, Matthäus es la prueba de que las leyendas están por encima cualquier número de visualizaciones. Encarna el carácter, la calidad y la mística de los que nacieron para trascender. Sabe lo que pesa la Copa del Mundo. La levantó después de vencer en la final de Italia 90 a la Argentina de Maradona. Beckenbauer le encargó vigilarlo y cumplió. Había forjado su combatividad y técnica con la exigencia de Bayern Múnich e Inter de Milán.

Matthäus es embajador de la Bundesliga, potenciada en Latinoamérica por jugadores como James Rodríguez y Arturo Vidal. Su trabajo lo trajo a Colombia como parte de una alianza con la Dimayor y Fox, la cadena de TV dueña de los derechos de transmisión. La visita le sirvió para reencontrarse con Adolfo ‘El Tren’ Valencia con quien compartió camerino en Bayern, jugar fútbol con niños de la Fundación de James y ver el partido Bayern-Gladbach en un pub rodeado de aficionados.

Tras acordar que haremos la entrevista en inglés, Lothar pide silencio en la sala. Comienza la charla…

Después de tantos triunfos como jugador, ¿cómo se siente en el rol de embajador de la Bundesliga?

Desde que era niño el fútbol fue muy importante en mi vida. Lo amaba, me apasionaba. Por supuesto, no era posible jugar hasta los 56 años (su edad actual) en la Bundesliga, pero podía devolverle algo de lo que me dio durante tanto tiempo… muchos títulos, buenos momentos, mucha felicidad. Mi vida cambió mucho como embajador de la Bundesliga. Es un honor para mí ir a diferentes lugares del mundo como Colombia en donde los fanáticos y periodistas me demuestran su pasión por el fútbol. Me divierto y disfruto estando en esta posición.

Las ligas europeas entraron en una gran competencia por el mercado internacional, ¿cómo está la Bundesliga respecto a LaLiga o la Premier League en la actualidad?

Como en el fútbol, esto es una competencia y todos tenemos que dar lo mejor. Ni la liga española, la italiana, la alemana o la inglesa pueden bajar la guardia. No está permitido. Tal como los futbolistas, hay que dar siempre lo mejor, por eso estamos viajando por el mundo para presentar la Bundesliga de la mejor forma.

Tenemos buenos aliados y un buen proyecto. La Bundesliga es una de las competencias más sólidas del mundo. Tenemos muchos jugadores jóvenes, somos el país del campeón del mundo, tenemos jugadores extranjeros importantes. Podemos mencionar a James Rodríguez, quien es el capitán de la selección nacional de Colombia y ahora juega en Alemania. Eso no solo es positivo para el Bayern Múnich sino para el nivel de la Bundesliga. Así que queremos darlo todo para mostrar nuestras fortalezas.

¿Este Bayern Múnich está listo para llegar a la final de la Champions? ¿Terminará la hegemonía del Real Madrid?

Ganar en esta edición de la Champions League va a ser muy difícil para cualquiera porque hay muchos buenos equipos en Europa, especialmente equipos de Inglaterra que mejoraron mucho esta temporada como Manchester City, Manchester United o Chelsea y no es fácil vencerlos. París Saint-Germain invirtió mucho dinero y fichó jugadores especiales como Neymar y Mbappé por 400 millones de euros. Un gran equipo. Además están Barcelona, Real Madrid, Bayern Munich y otro par de equipos de Italia como Nápoles y Roma que pueden sorprender. Es una gran competencia en la que se necesitan de muchos detalles para ganarla.

Hablemos sobre el éxito de la Selección de Alemania en todas sus categorías, ¿cómo define ese modelo de entrenar y competir?

Todos siguen lo que está haciendo Alemania porque cuando competimos siempre conseguimos grandes resultados: si no logramos el título, llegamos a la final o a las semifinales. Puede que Alemania no tenga los mejores jugadores –como Messi, Ronaldo o James-, pero tenemos el mejor equipo y el mejor equipo siempre ganará títulos… no un solo jugador.

Otros países aprenden de la mentalidad alemana el entregar al equipo la idea de trabajar juntos y después esperar el nacimiento de una nueva estrella. Nosotros estamos enfocados tanto en el presente como en el futuro. Tenemos muchas academias con entrenadores profesionales que les trasmiten a los jóvenes jugadores pasión y calidad para hacerlos desde niños cada vez mejores.

¿Cómo analiza la eliminación de Italia y Holanda de Rusia 2018? ¿Cómo levantarse de ese golpe?

Lo mejor del fútbol es que tiene sorpresas. Que Holanda e Italia no vayan a la Copa del Mundo demuestra que si te duermes te caes. Italia durmió los últimos 10 años porque pensó que podía seguir con los mismos jugadores que ganaron la Copa del Mundo en 2006. El fútbol cambia, el fútbol no da mucho tiempo para perdonar los errores. Creo que después de este resultado, Italia reconocerá lo que estaba haciendo mal y cambiará muchas cosas en su fútbol.

Después de un par de intentos usted ganó la Copa Mundo, ¿qué factores son esenciales para triunfar en un torneo como ese?

Son muchos factores. Se necesitan buenos jugadores, un entrenador con experiencia que pueda entenderlos, e incluso arbitrajes correctos por parte de los jueces. Se necesita una plantilla que pueda suplir las bajas de los jugadores lesionados sin que el equipo pierda su calidad. Nosotros tuvimos todo eso en Italia, en el Mundial de 1990.

Tuvimos un buen equipo, un gran técnico y un gran ambiente en el equipo. Eso es muy importante porque todos los jugadores están mucho tiempo juntos –seis o siete semanas de preparación- y lo ideal es no tener problemas entre los jugadores. Esa es la razón por la que en 1990 nosotros ganamos la Copa del Mundo.

Usted hablaba de la importancia de los buenos arbitrajes, ¿qué opina sobre el VAR?

El VAR está haciendo más limpio el fútbol porque no puede volverlo perfecto. En Alemania lo estamos implementando. Hay muchas situaciones que los árbitros no sancionan o sancionan erróneamente y esto les permite cambiar su decisión lo cual hace el juego más justo que antes, sin embargo, no podemos dejar todo en manos del VAR porque siempre tendremos discusiones en torno a las decisiones de los jueces.

¿Qué equipos se imagina que llegarán a disputar la final de la Copa Mundo 2018 en Luzhnikí?

Uno de los equipos será Alemania y no me importa mucho cuál sea el otro. Todos entenderán que apoyo a Alemania, pero no será fácil conseguir el título de nuevo. Tenemos grandes rivales de todo el mundo. Brasil tiene un gran equipo, Francia juega muy bien, Bélgica tiene un buen equipo y hay otras selecciones que siempre hay que tener en cuenta como España y Argentina.

Usted conoce el fútbol brasilero, dirigió Atlético Paranaense, ¿cómo ve la evolución de la Selección bajo el comando de Tite?

No puedo hablar mucho al respecto porque estoy muy lejos. Sigo los resultados de Brasil, he visto algunos partidos de las Eliminatorias al Mundial especialmente durante los últimos 12 meses y están haciendo un muy buen trabajo.

***

Se acaba el tiempo, la agenda del campeón del mundo es implacable. Quedan decenas de preguntas por hacer y anécdotas por contar, pero debe moverse rápido. Matthäus tiene el récord como el jugador con más partidos en mundiales (25), consiguió 18 títulos con Bayern, 2 con Inter y fue campeón de Europa con Alemania. Ni los triunfos ni su historia están acompañados por esos excesos relacionados con la fama y el éxito. En medio de la urgencia por cumplir con sus compromisos, tiene tiempo para selfies, para autógrafos… para sonreír. Un campeón.