Hassan Al Thawadi "El Mundial de Qatar es una oportunidad de tender puentes entre culturas"

AStv

Hassan Al Thawadi

Hassan Al Thawadi "El Mundial de Qatar es una oportunidad de tender puentes entre culturas"

El máximo responsable de Qatar 2022, Hassan Al Thawadi visitó As. "¿Jugar en otoño? Merece la pena hacer el esfuerzo", asegura con ilusión.

Madrid

¿Cómo va todo?

Muy bien, en un bloqueo con los vecinos, pero aparte de esto, todo está bien (bromea). España también parece que está pasando un momento un poco raro... Con nuestro proyecto vamos hacia adelante rápido. Inauguramos un estadio el año pasado, el Al Khalifa…

¡Algunos de nosotros estuvimos, y pasamos frío cuando fuera había 40 grados!

Es importante explicar que nuestra tecnología funciona, y que funciona muy bien. La implantamos primero en el estadio del Al Sadd, que era más pequeño. El Khalifa es mucho más abierto y grande, con capacidad para 45.000 espectadores. Y la refrigeración funciona a la perfección. La energía que gasta es en un 40% sostenible.

¿Es un desperdicio esa tecnología si el Mundial se juega en noviembre y diciembre?

Puede que no haga mucha falta, pero la utilizaremos. Hablamos de un recinto, además, que es nuestro estadio nacional y se utilizará para muchos eventos en el futuro…

¿Qué pasará con los otros estadios tras el Mundial?

Algunos se usarán para nuestros campeonatos o para otros deportes. Y para futuros eventos que organizaremos en el país. Sólo habrá dos o tres de los que prescindiremos. Dependerá de la zona. Hay uno, al sur, en la ciudad de Al Wakrah, donde preguntamos a los vecinos qué uso preferirían darle en el futuro. Hoteles, colegios, una sala para bodas… Y lo hemos diseñado para convertirlo en eso tras el Mundial. Habrá estadios en los que se quitarán las sillas y el edificio quedará y se adaptará. Hay otros que se desmontarán pieza a pieza…

¿Y qué se hará con ellos?

Se reconstruirán a menor escala en países que necesitan ayuda para desarrollar su fútbol.

¿Cuántos estadios habrá?

En nuestros planes está hacer ocho. Pero hay que hablar con la FIFA. Aún no han dado una respuesta final. En Sudáfrica hubo 12, en Rusia 16…

¿Cuántos partidos pueden coincidir?

Cuatro simultáneamente en los últimos cuatro días de la fase de grupos. Ese es el máximo. Con los estadios estando tan cerca, estamos intentando llegar a un acuerdo con la FIFA para crear un multiticket. Los aficionados podrían ver más de un partido al día.

¿Qué se encontrará el aficionado que vaya al Mundial?

Será cómodo para todos, de verdad. Los aficionados no necesitarán viajar ni cambiar de hotel, lo que sería una incomodidad sin saber si tu equipo va a pasar a la siguiente ronda. Habrá una especie de ambiente olímpico, todo muy centralizado. Los jugadores estarán sólo concentrados en jugar, porque tampoco tendrán que moverse. Con los periodistas sucederá igual, si pasa algo podrán estar en el centro de la acción muy rápido. Todo el mundo ahorrará muchos esfuerzos…

¿Qué temperatura media habrá en noviembre-diciembre?

De 28 a 30 grados, más o menos… Pero el clima es muy cómodo en esa época.

¿Instalarán fan zones?

Tenemos una idea muy novedosa, y es instalar alguna cerca del mar y en el desierto, con tiendas de campaña. Una especie de campings donde vivir una experiencia maravillosa. Los aficionados podrán disfrutar de la cultura del desierto, de la cultura del mar. Las fan zones se convertirán en una experiencia para vivir el mundo árabe, y en algunas de ellas la gente se podrá alojar. Estarán celebrando, debatiendo, y también podrán dormir allí. El primer prototipo estará listo al final de este año. Son tiendas magníficas. Las hay más normales y más lujosas. Pero es una experiencia única de la que nosotros disfrutamos y queremos compartirla con el mundo.

¿Serán caros esos alojamientos?

Están pensados para todo tipo de personas, no sólo para los hombres de empresa o de negocios que viajan mucho y ya conocen mucho mundo. Hablamos de gente normal que no ha tenido oportunidad de viajar a un país como el nuestro. Es una oportunidad para descubrir nuestro mundo y nuestra cultura. Tenemos la visión de que este Mundial es una oportunidad para construir puentes entre culturas diferentes. No hay mejor plataforma para ello que un Mundial. Es una oportunidad grande para Qatar y para el mundo árabe. Por eso nos sentimos muy responsabilizados.

¿Se venderá cerveza?

No se venderá en la calle. Pero se venderá en algunas fan zone… y en otras no. Y dentro de los estadios tampoco, como se hace en Europa.

¿Entiende que se le pregunte por el tema de la venta de alcohol?

Mi mensaje es que no será un problema beber en Qatar esos días. Pero también he de decir que creo que no debería ser algo central en el debate. Yo invito a los que vengan a que exploren la cultura rica que tiene Qatar, la del mundo árabe. Es una gran oportunidad para los aficionados.

¿La celebración del Mundial es el mejor escaparate que ha tenido su país?

Es obvio que nos hará relacionarnos con gente de todos los rincones. Y hay un aspecto positivo. Había una amplia zona del mundo, en la que están el 60% de los países, que antes no podía celebrar Mundiales por las altas temperaturas. Pues ahora, con la tecnología que estamos desarrollando, eso será muy factible. Este problema ya puede ser salvado. Y el fútbol puede expandirse más y más…

¿Cree que cambiará en algo la vida en Qatar después de la celebración del Mundial?

Estamos seguros de que seremos un país diferente después de 2022. Estamos utilizando esta cita para poner los cimientos a partir de 2030 sobre cuatro pilares. El primero, el desarrollo humano; el segundo, el social; el tercero, las energías sostenibles; y el cuarto, la diversificación económica. La tecnología, por ejemplo, es un ejemplo de diversificación económica, porque estamos abriendo la puerta a una industria nueva. Trabajamos en el desarrollo social de los derechos humanos para los trabajadores…

¿Ha mejorado realmente la condición de los obreros?

Está mejorando. Pero el camino no ha acabado. Eso es obvio. Necesitamos hacer mucho más. Nosotros hemos reconocido el problema y hemos acelerado las cosas para solucionarlo. Ojalá la crítica dé cuenta de nuestro trabajo y de qué estamos haciendo para mejorar.

¿Les trata mejor la crítica ahora?

Está mejorando. Estamos abiertos a cualquier crítica porque nos ayuda a mejorar. Tenemos un compromiso para mejorar cada día la situación de los trabajadores, y está sucediendo. Hay muchas iniciativas puestas en marcha en este sentido.

En la FIFA hay inquietud y algo de enfado con Arabia Saudí. Incluso se habla de que allí han quitado 17 presidentes de federaciones por orden gubernamental y han puesto funcionarios del gobierno. Hay una corriente en la FIFA, siendo Qatar socio del organismo (por el Mundial), por la que si Arabia Saudí sigue creando problemas intentarían sacarla de la Copa del Mundo y poner a Siria…

Eso no lo sé… Nosotros tenemos un principio muy importante, separar la política del deporte. Es la razón por la que Qatar cree en el poder del deporte. Qatar, como país, cree en el principio de resolver los conflictos con diálogo. Cree en la estabilidad, por el futuro de nuestras generaciones y por el futuro de nuestra región. Y trabajamos para ello. Por eso el deporte forma una parte muy importante según nuestra visión de la vida. No sé los detalles de esto que comenta, pero por lo que nos toca, sólo estamos concentrados en utilizar las oportunidades que nos da el Mundial para desarrollarnos como región, como pueblo…

¿Se está suavizando el conflicto con los países de su entorno?

Su alteza ha dicho recientemente que, si el que está enfrente en un conflicto camina cien metros a su encuentro, él está praparado para caminar cien mil metros al suyo. Pero con la condición de que se respete la soberanía de Qatar. Es lógico.

¿Ha afectado mucho el bloqueo a los planes de Qatar para el Mundial? Hablamos de proveedores de materiales, constructoras...

No… En los primeros días nos reunimos e implementamos un Plan B y un Plan C. Pusimos alternativas sobre la mesa muy rápido. Nuestro proyecto está caminando absolutamente sobre los planes establecidos.

¿Qué palpan en el ambiente de las ligas profesionales con respecto a que el Mundial se juegue en otoño?

Hay algunas que están con nosotros, otras no tanto. Yo creo que hay consenso en que es lo mejor. Al final, es el Mundial. Y la FIFA ha decidido que sea en este período. Será el primer Mundial que se celebre en Oriente Medio, en el mundo árabe… Creo que es un esfuerzo que vale la pena. Nadie se arrepentirá...

¿Cómo afectará eso a la propia competición?

En principio, los jugadores llegarán con más fuerza, con más energía… Creo que será un buen Mundial.

¿Y el sueño de los Juegos Olímpicos?

(Se abre de brazos). No le voy a comentar nada porque no lo sé, sinceramente...

¿Cuánta gente esperan en el Mundial?

1,2 millones durante toda la cita. Tenemos hoteles, campings, cruceros, apartamentos que se habilitarán... Estamos preparados.

¿Qué tal equipo va a tener Qatar para el Mundial?

Tenemos muchos proyectos para mejorar a nuestros jugadores, entre ellos uno en España, la Cultural Leonesa. Estamos trabajando. Subimos y bajamos, subimos y bajamos... Pero, generalmente, con la Academia Aspire, que es un referente en el mundo del deporte y del fútbol, con Iván Bravo (exempleado del Real Madrid) o gente como Walter Di Salvo (preparador físico que desarrollo el Milán Lab y el Madrid TEC), estamos mejorando. Y ojalá que para 2022 vayamos a tener un equipo del que podamos sentirnos orgullosos.

¿Es un hándicap para sacar futbolistas que los ciudadanos de Qatar tengan la vida resuelta económicamente?

Ok, puede que tenga razón, pero por otro lado tenemos la pasión por el fútbol. Y ojalá que eso pueda con todo.

¿Ayudará Xavi a la selección de Qatar en la cita?

Ahora está ayudando. Si lo va a hacer en 2022 debe preguntárselo a él. Ojalá. He podido ver el impacto que ha tenido con los jugadores, con los jóvenes, con cómo está motivando y enseñando. Conociéndole como persona y como jugador, es un sueño poder estar a su lado, como lo fue tener a Raúl.

0 Comentarios

Normas Mostrar