REAL MADRID

El balón parado, el as en la manga del Madrid de Zidane

Los balones aéreos, esas jugadas de estrategia tan poco explotadas hace no muchas temporadas, se han convertido en salvavidas habitual del Madrid.

0

BEIN SPORTS

El Madrid volvió a demostrar ante el Betis que por arriba es un avión. Estando contra las cuerdas, recurrió a una de sus tácticas de escapismo más socorridas: balón al aire y que alguien lo remate. A nadie sorprendió que la pusiera en práctica. Tampoco que Ramos fuera el ejecutor.

En Champions, clave

El camino del Madrid hacia la Duodécima va ligado al balón parado: en la remontada exprés contra el Sporting Portugal, Cristiano anotó de falta para evitar un tropiezo de primeras; también decidió este método en la vuelta ante al Nápoles: tras sendos córners, Ramos hizo el 1-1 y 1-2 en Italia.

En Copa, insuficiente

En la Copa la incidencia fue menor: el 2-0 (Varane) del 3-0 al Sevilla en la ida de octavos hizo mucho, pero no así la falta de Cristiano en el estéril empate en Balaídos en cuartos.

En Liga, el mejor canal de la épica

Contra Osasuna (5-2), Ramos y Pepe aprovecharon los envíos desde la esquina de Kroos. Ante el Villarreal, en el Bernabéu, James asistió a Ramos en el definitivo 1-1. En el Villamarín, la exhibición de fútbol y goles nació de una falta de Kroos que encontró a Varane, igual que la goleada en la clausura madridista del Calderón empezó con una directa de Cristiano. De cabeza, la de Ramos concretamente, con Modric de asistente, sumaron los blancos un punto en el Camp Nou. Nuevamente por arriba: contra el Depor, el Madrid remontó con el central haciendo bueno un córner de Kroos. Los mismos socios en el 2-1 al Málaga: doblete de goles del español y de asistencias del alemán. El empate a tres frente a Las Palmas también llegó de un testarazo de Cristiano. Y, por último, la victoria ante el Betis. Otro centro de Kroos y otro cabezazo de Ramos.