NETS 90 - KNICKS 95

Porzingis (19+12) y Willy (16+16) iluminan el futuro de los Knicks

Se llevaron el derbi neoyorquino con la pareja liderando la remontada (20 puntos y 9 rebotes) ante los Nets y con Carmelo como espectador desde el banquillo.

Hace dos años jugaban juntos en Sevilla y esta madrugada salvaron el orgullo de los Knicks en el imponente Barclays Center de Brooklyn liderando el ajustado triunfo visitante (90-95). Gracias a ellos, lograron romper una racha de cuatro derrotas consecutivas en casa del vecino y evitaron una sonrojante derrota ante el pero equipo de la Liga. En efecto, nos referimos a Kristaps Porzingis y Willy Hernangómez. El primero fue abucheado en el draft 2015 cuando Adam Silver anunció que la franquicia de Manhattan apostaba por él como número 4. Hoy es un icono en Nueva York. También en ese mismo draft, los Knicks se hicieron con los servicios de un Willy que decidió seguir una temporada más en España. La poca continuidad de la que gozó la pasada temporada en el Real Madrid invitaba a pensar que su desembarco en la NBA este pasado verano era toda una temeridad. A día de hoy puede presumir de haberse metido ya en el bolsillo a la afición knickerbocker y contar con el favor de la prensa local.

Lo acontecido esta noche al otro lado del río del Este es la mejor prueba de todo ello. Ambos firmaron sendos dobles-dobles (19 puntos y 12 rebotes para el letón por el 16+16 del mayor de los Hernangómez) y acabaron luciéndose en la remontada del último cuarto. Un 21-31 de parcial al que contribuyeron de manera decisiva firmando 20 tantos entre ambos. Es más desde el 76-66 a falta de 10:18 para la conclusión se combinaron para firmar 18 puntos y 9 rebotes. Y con Carmelo Anthony como espectador de lujo desde el banquillo. "Miré el tiempo y vi que faltaban cinco minutos y pensé: 'No hay forma de que pueda volver a jugar'. Estos chicos lo están bordando, no hay necesidad de volver y estropear lo que están haciendo", comentaría después, conocedor del paupérrimo 6/22 en los tres primeros periodos. 'Melo' en el banquillo, quizá consumiendo sus últimas noches como 'knick' y Porzingis y Willy, ambos en su sitio natural, gustándose sobre el parqué. ¿Indicador de los nuevos tiempos?

Ganándose un sitio

"Willy hizo un gran trabajo. Ha mejorado mucho en defensa y progresa cada día", alabó el español al 'center'. Y es que Hernangómez resultó completamente decisivo a la hora de cosechar un triunfo que devuelve a los de Manhattan a la pelea por los Playoffs: 1,5 partidos les separan del octavo, los Hornets. Con una espectacular asistencia suya para Porzingis no sólo puso en pie a la grada (repleta de aficionados visitantes, por cierto), sino que otorgó a su equipo la primera ventaja de la noche (78-79) en el ecuador del último cuarto. Tras ser titular por primera vez en Washington 24 horas antes, volvió a mostrar su garra e instinto para el rebote y acompañó a la perfección las penetraciones de los exteriores. Como premio, y según resaltó en Twitter Toomy More, presumir de ser el tercer 'knick' de la década que encadena dos partidos de 15+14 tras Carmelo y Porzingis. Por rendimiento, y retomando las palabras de Hornacek, parece que por fin se ha ganado la confianza de su técnico. No en vano, en los 14 encuentros en los que ha jugado al menos 20 minutos desde su desembarco en la Liga ha promediado 11 tantos y 10,7 rechaces. Entre los rookies, si proyectamos sus números a los rebotes capturados por 48 minutos supera ampliamente a Joel Embiid (18,6 por 14,8).

Seguir mejorando

"Trabajo mucho todos los días para aportar lo que puda cada vez que me dan la oportunidad. Físicamente me encuentro genial este año. Eso me permite estar listo para ayudar en cada partido. Tengo muchas cosas que mejorar: defensa, tiro bote, pase... Cada día voy consiguiendo ser un jugador más completo", comentó Willy tras el partido.