WARRIORS 107-HEAT 95

Los Warriors sin brillo pero ganan a Miami Heat; Curry, 24+8+9

Discreto partido de los de Oakland, que solo apretaron lo justo para asegurar el triunfo. Klay Thompson descansó. Whiteside, 28+20.

0

Sin ningún alarde especial, los Warriors (33-6) han ganado a los Kings y los Heat desde su tremendo resbalón ante los Grizzlies. Y ya solo les queda jugar mañana, otra vez en el Oracle, contra Detroit Pistons, antes de descansar tres días y afrontar los cinco que marcan el pico de su Regular Season: el lunes reciben a los Cavaliers, el miércoles viajan a a Oklahoma City para la primera visita de Kevin Durant y el viernes juegan en Houston. Para eso suponemos que se están guardando en todos estos otros partidos con tan poca historia.

A Miami, uno de los peores equipos de la NBA (11-29) lo quitaron de en medio sin ningún brillo, después de ir perdiendo al descanso (53-54) tras una de las peores mitades ofensivas de toda la temporada, salvada por poco más que los puntos en transición rápida. Klay Thompson descansó y Stephen Curry y Kevin Durant tardaron en ser realmente eficaces en cinco contra cinco. Mientras los Warriors sabían que acabarían escapando (96-89 a falta de 2:40, eso sí), los Heat hicieron camino a partir del eje Dragic (17 puntos)-Whiteside (28 y 20 rebotes atacando los quintetos pequeños de los Warriors) y de la aparición desde el banquillo de los Johnson: 18 puntos de Tyler, 14 de un James que además se permitió el gusto de volar por encima de Stephen Curry en el mate de la noche.

Los Warriors apretaron lo justo en defensa en el tercer cuarto (26-14) y metieron las canasta que tenían que meter en el último. No se puede decir mucho más. Ganaron más o menos cuándo quisieron, pero con muy, muy poco brillo. El rookie McCaw ocupó el lugar de Klay Thompson en el quinteto y demostró que tiene un largo camino por delante (ni pensar que pueda contribuir ya, por ejemplo, en los próximos playoffs) y los triples de Clark (10 puntos) fueron lo más potable desde el banquillo más allá del trabajo multidisciplinar que siempre aporta Iguodala. Draymond Green terminó con 13 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias, Kevin Durant con 28 puntos y 8 rebotes y Stephen Curry con 24, 8 y 9 asistencias: buen partido al que le faltó el estoque de aquellas big plays que hace un año caían en cascada y ahora se le resisten mucho más (4/11 en triples).