Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Colombianos por el mundo

James y un triste 2016: el peor año de su carrera deportiva

A James le llegó la mala hora una década después de su debut como futbolista. En los años anteriores siempre tuvo algún motivo para sonreír, pero en 2016 no se le ha visto feliz. Balance de  una temporada para el olvido.
Bayern Munich-Werder en vivo: Bundesliga

BogotáActualizado a
ASTV

Llegando a Valdebebas perseguido por la Policía. Así comenzó el año para James. El episodio del 1 de enero en el que se presentó en la ciudad deportiva del Madrid por delante de un auto de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana que lo descubrió conduciendo a una velocidad excesiva, fue el abrebocas de la peor temporada de su carrera.

El 2016 no ha sido el año del volante colombiano. A 40 días de que llegue el 2017, y a falta de un par de compromisos importantes como el clásico contra el Barcelona (diciembre 3) y el Mundial de Clubes, se puede patentar dicha sentencia.

James cumplió el pasado 1 de mayo 10 años como futbolista profesional. En 2006, con 14 años, debutó en Envigado. A partir de ahí siempre tuvo motivos para ser feliz: en 2007 consiguió el ascenso en el FPC, en 2008 llegó a Banfield, en 2009 fue campeón en Argentina, en 2010 llegó al Porto, en 2011 ganó la Liga de Europa, en 2012 se consolidó en la selección mayor, en 2013 pasó al Mónaco y clasificó al Mundial, en 2014 brilló en Brasil y fue transferido al Madrid y en 2015 ganó el Premio Puskás y fue figura en España en la primera parte de la temporada. Llegó el 2016 y la sonrisa se fue de su rostro

EN EL PRIMER AÑO DE ZIDANE COMO DT

El peor año de James -futbolísticamente hablando- coincide con la aparición de Zinedine Zidane como técnico del Real Madrid. El francés debutó en el banquillo blanco el 9 de enero de 2016 en la goleada 5-0 sobre el Deportivo. La llegada del nuevo año y del nuevo entrenador hicieron pensar que el 10 retomaría el protagonismo que tuvo en la primera temporada con Ancelotti y que había perdido en el segundo semestre de 2015 con 'Rafa' Benítez, quien lo había borrado de la formación titular (solo 7 alineaciones en Liga). Pero no fue así.

Ese día en el Bernabéu, en el primer partido de Zidane, el colombiano fue suplente e ingresó por Isco en el minuto 66. Desde un comienzo Zidane dejó claras sus intenciones: "Estamos todos en el mismo barco aquí. Va a jugar uno y otro, de momento está jugando Isco y luego entra James... como todos (James) tiene que trabajar bien para llegar bien a los partidos y estar fuerte", declaró días después.

SOLO 7 PARTIDOS COMPLETOS EN EL AÑO CON EL MADRID

Es una cifra contundente que ratifica que Zidane no gusta de James, no lo necesita y prefiere otros jugadores para su esquema e idea de juego. Incluyendo todas las competencias, James ha disputado 32 partidos oficiales con el Real Madrid en 2016. De esos 32, en 17 (el 53 %) estuvo como titular. Y de esos 17, solo siete (1 de Champions, 1 de Copa del Rey y 5 de Liga) los jugó completos. Además, desde que llegó Zidane la máxima seguidilla de James como inicialista del Madrid fue de cuatro encuentros (entre el 24 de enero y el 13 de febrero).

En 2015, para hacer una comparación con los años anteriores, jugó 30 partidos como titular en el Madrid: 22 en Liga, 5 en Champions y 3 en Copa del Rey.  

SUPLENTE DE LOS SUPLENTES

Zidane sigue enviando mensajes que no necesita a James: en el derbi contra el Atlético lo mandó al campo en el minuto 83 con el partido resuelto y para el 'aplauso' de Cristiano, y en el juego de Champions en Portugal ni siquiera lo dejó pisar el campo. En el segundo tiempo ingresaron Asensio, Benzema y Coentrao, lo que confirma que es suplente de los suplentes, que solo tiene protagonismo en partidos como el de la Copa del Rey contra el Cultural Leonesa y que por encima de él hay nueve jugadores de medio campo hacia adelante con más continuidad y minutos (Lucas Vásquez, Asensio, Morata, Modric, Benzema, Kovacic, Cristiano, Bale y Kroos).     

EL NIVEL FUTBOLÍSTICO NO HA SIDO BUENO

Aunque parezca una obviedad decir que es imposible que un jugador alcance su máximo rendimiento si no juega y no tiene continuidad, está claro que la principal razón del bajo nivel del colombiano es, precisamente, la falta de ritmo y competencia. En eso, por ejemplo, se han visto afectados Pékerman y la Selección, porque el James de los últimos seis partidos de Eliminatoria (Venezuela, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Argentina) no es el mismo volante influyente, dinámico y explosivo del Mundial de Brasil y la anterior eliminatoria. El resultado: Colombia sin su líder futbolistico y, parcialmente, por fuera de Rusia 2018.

Por eso, más allá de que sea o no sea del gusto del entrenador y que la excusa de los pocos minutos siempre esté presente, hay una realidad que no se puede esconder: son pocos los partidos de este año (uno de ellos es el 3-1 de Colombia sobre Ecuador en Barranquilla) en los que James ha jugado bien.             

LOS TÍTULOS NO GARANTIZAN FELICIDAD

Ser campeón es el sueño de todo futbolista. El palmarés es la carta de presentación. En 2016 James ganó dos títulos internacionales con el Madrid: la Champions (sin duda, el trofeo más importante de su hoja de vida) y la Supercopa de Europa. Sin embargo, y sobre todo en la Liga de Campeones, la felicidad no fue completa porque no tuvo mayor figuración. En la final de Milan ni siquiera jugó un minuto y en la temporada solamente disputó cinco partidos (3 como titular). Además, solo marcó un gol. Y en la Supercopa fue suplente y jugó 48 minutos (los últimos 10 de los 90' iniciales y los 30 del alargue).

Ambas vueltas olímpicas tuvieron un sabor diferente, por ejemplo, a la Liga de Europa que ganó en 2011 con el Porto como figura o al campeonato argentino que logró en 2009 con Banfield siendo protagonista. 

¿LA SOLUCIÓN ES CAMBIAR DE EQUIPO?

Con ese panorama, la pregunta que surge es si ¿James se debe ir del Real Madrid? Pretendientes aparecen todos los días: Manchester United, Juventus y el PSG son los clubes a los que se les ha relacionado un posible interés por el volante. Sin embargo, hay un tema que genera curiosidad, y es el del Inter de Milán, club al que, según reveló La Gazzetta dello Sport, James no quiso ir en el mercado de verano cuando el traspaso ya estaba pactado entre ambos clubes en 80 millones de euros. Ahora aparece la información de otro medio italiano, Calciomercato.com, anunciando que el Inter envió a un emisario (Mario Corso) a Lisboa para ver al colombiano en el juego del martes contra el Sporting, lo que indica que el interés persiste.

En el tema de una eventual salida de James en enero hay que tener en cuenta su participación en Liga de Campeones en este segundo semestre (145 minutos), lo que alejaría un posible traspaso a clubes, como la Juve y el PSG, que avanzaron a octavos de final y no podrían utilizar a su nuevo fichaje porque un jugador no puede actuar en la misma temporada de Champions con dos equipos distintos. El Inter, en cambio, -o el mismo United-, no tendrían ese impedimento porque no disputan dicho torneo.

Vienen entonces semanas claves y días cruciales para el futuro de James. "A él le conviene jugar libre y contento", dijo Jorge Valdano recientemente en una entrevista.

James ha perdido libertad y felicidad, y necesita recuperarlas para dejar atrás el peor año de su carrera, recobrar la confianza y volver a ser el de antes.

Foto de jugador
James
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?