Millonarios

'Manga': "Tenía mala relación con Cocca, pero ahora aprendo de él"

Andrés Ramiro Escobar, delantero de Millonarios, habló del trabajo que le pide el DT argentino y del partido decisivo en El Campín contra Medellín.

Sigue en vivo Millonarios-Medellín

Un semestre de muchos contrastes ha tenido el delantero Andrés Ramiro Escobar. Pocos partidos, lesiones y hasta una sanción lo han hecho reflexionar sobre su futuro y sobre el presente antes del juego de la última fecha del Todos Contra Todos contra el Medellín.

En diálogo con AS Colombia reconoció que no tenía buena relación con el técnico Diego Cocca, pero aceptó que este le hizo ver sus errores y lo que le faltaba para volver a ser un delantero importante en el fútbol colombiano.

El juego contra el DIM: “El partido es muy difícil. Esperamos afrontarlo como un compromiso de mucha responsabilidad, sabemos que si no ganamos estamos afuera, entonces es una final para nosotros”.

¿Cómo romper el sector defensivo del Medellín?: “El sector defensivo del Medellín lo rompemos con mucha dinámica, mucha pared y mucha velocidad, pero con inteligencia. Afortunadamente en la parte de adelante contamos con todos esos requisitos y esperamos ponerlos al servicio del equipo frente al DIM”.

Solo sirve la victoria: “Es un partido que donde no se gane vamos a estar en peligro muchos jugadores con la continuidad dentro de la Institución. Nadie se quiere ir de Millonarios por todo lo grande que es Millonarios, pero así es la vida: hoy nos toca estar del lado que no le gusta a muchos jugadores. Pero los partidos grandes los ganan los jugadores grandes”.

La idea es no depender de nadie: “He visto que hay equipos que no están clasificados con 31 puntos, pero les toca jugar afuera, como Santa Fe, Patriotas, Cali, Envigado, etc... entonces estamos muy felices porque a nosotros nos toca aquí en nuestra casa y contra un gran rival, entonces va a ser un partido que la gente quiere ver, la imagen internacional que deja el fútbol colombiano, muy buen estadio, buen partido, va a ser muy bueno”.

Ha jugado poco pero terminará como titular: “Ojalá pueda terminar jugando y haciéndolo bien. En los partidos más bravos siempre me toca a mí. Estoy muy feliz por eso, porque son los partidos que me gustan. La motivación sobra, entonces el profe está tranquilo por eso”.

Hay que seguir haciendo lo que se hizo en Neiva: “Seguramente se dejará así. Se ganó 3 a 0, se crearon opciones, es muy difícil que se cambie, pero si se hace seguramente nos adaptaremos muy rápido para hacer lo que el profe quiere”.

Buen complemento por la bandas: “Hay un gran trabajo por las bandas, creo que quedó demostrado en Neiva; allí todo mundo estaba muy pendiente de ver que podíamos hacer frente a Huila, marcamos tres goles, ganamos 3 a 0 de visitante, en una plaza donde a Millonarios le cuesta mucho y nos costó mucho el clima, pero sacamos un tres a cero a pesar de todas esas adversidades, por lo que estamos muy felices”.

Entendió lo que quería Cocca de él: “Al principio con el 'profe' no tenía muy buena relación, porque él decía que me faltaba trabajar más sin el balón. Me lo dijo de una manera muy positiva, me dijo que si yo quería salir del país me sobraba todo, pero que tenía que cambiar la mentalidad, tenía que tener más sacrifico. En Nacional lo que me pasó fue que bajé los brazos y me dije "yo soy muy bueno" y me quedé en eso y terminé saliendo. Ahora me tocó escuchar y aprender de él, por lo que he crecido mucho como persona y como jugador”.

Asimiló las críticas: “Lo entendí para bien porque tengo 25 años. Estoy en una etapa de madurez y si no he salido del país no siempre la culpa es del entrenador, a veces el jugador tiene cosas que tiene que asumir. Afortunadamente tengo que estar tranquilo. Estoy muy feliz porque (Cocca) ha contribuido en mi crecimiento como jugador, aparte él me dice que con las condiciones que tengo podría estar en la Selección Colombia tranquilamente; entonces todas esas cosas lo alimentan a uno para bien. Por eso en Neiva me vieron corriendo para atrás (risas)”.

Lo que le pide Cocca: “El profesor lo que nos dice es que con el talento no basta. Hay cosas que a uno como jugador le faltan, él me pide que tome el lateral porque nos hacen el dos a uno por la banda y sale el centro. Acá no son capaces de decirle a uno porque los entrenadores sienten respeto y admiración por uno, pero en Europa te van a gritar igual cuando tu llegas y tengo que acostumbrarme a eso”.

Similar a lo que le criticaron a James en el Madrid: “Sí pienso que él lo tiene claro. Si ustedes miran los partidos del Real Madrid ahora no está jugando, pero cuando jugaba era uno de los que más corría y eso le salía en el GPS que tenía en la espalda; entonces no hay secretos, si corre él que gana siete millones de euros al año, hay que correr nosotros también”.

Reflexión final: “Me costó entender porque cuando uno es jugador y tiene las cosas tan fáciles, buenos contratos, cosas materiales, fama... uno piensa que lo tiene todo, y en verdad no es así. Paré un momento, miré que había pasado con mi carrera, me pregunté por qué el bajón y la verdad me han dado todas las herramientas para triunfar”.

***

Si quieres ser el primero en enterarte de todas las noticias del mundo del deporte, no olvides descargar la nueva APP de Diario AS. Es gratis y ya está disponible.