Selección Colombia

¿Por qué Colombia extraña tanto a Juan Guillermo Cuadrado?

Berrío reemplazó al extremo de la Juventus contra Chile pero no tuvo un buen partido. Faltó amplitud y juego exterior por derecha. ¿Volverá Cuadrado en Argentina?

Juan Guillermo Cuadrado le hace falta a la Selección Colombia: ¿Por qué el equipo de Pékerman extraña tanto al volante de la Juventus cuando no juega, como pasó ante Chile en el empate 0-0?
Juan Páez Colprensa

"La duda en Colombia: ¿Quién jugará por Cuadrado ante Chile?". En el análisis que realizó AS sobre el reemplazo de Juan Guillermo, quien no jugó ante Chile por sanción, se plantearon dos posibilidades: sustituirlo con un hombre de características parecidas -como Orlando Berrío- o suplir su ausencia modificando el 4-2-3-1 al 4-2-2-2.

Pékerman eligió la primera opción y puso como titular al jugador de Nacional esperando que rindiera como lo hizo en el primer semestre en la Libertadores y como lo hace actualmente en la Copa Sudamericana. La apuesta no le salió.   

Berrío, que jugó 62 minutos, tuvo un debut como inicialista para el olvido y estuvo lejos, muy lejos, de lo que hace y genera Cuadrado como extremo derecho.

“Hago lo que me pide el técnico; es decir, abrir todo lo posible el campo y así ayudar para que los delanteros marquen", dijo recientemente el jugador de la Juventus luego de un partido en la Serie A.

Eso es Cuadrado: amplitud, juego exterior, desborde, asociación, gambeta y generación de juego por su banda. Y eso, precisamente, fue lo que le hizo falta a Berrío este jueves ante los chilenos. Nunca encaró, nunca generó, nunca gambeteó y nunca se asoció. En el primer tiempo tocó tres balones y los tres los perdió. En el ST continuó perdido en el campo. El pánico escénico y el estreno como titular le pasaron factura.

"Tenemos jugadores que rompen los partidos como Cuadrado". La definición pertenece a Allegri, el técnico de la Juve que lo conoce mejor que nadie porque trabaja con él todos los días.

La Colombia que igualó contra Chile careció de ese jugador diferente, rompedor y encarador en el frente de ataque. James jugó mal, Cardona produjo poco por izquierda, Borja y Falcao habitan en el área y lo de Berrío ya se explicó. Ninguno, más allá de las críticas que se la han hecho a Cuadrado por su excesiva gambeta, ofrece algo diferente por la derecha.

EL DILEMA DE PÉKERMAN

¿Si no es Cuadrado, quién? Si el técnico de Colombia decide continuar con el 4-2-3-1, sistema en el que se utilizan dos extremos en la segunda línea de volantes, debe tener un plan b por la derecha para casos como este en los que Cuadrado no pueda jugar por sanción, lesión, bajo nivel o falta de continuidad.

Se demostró que Berrío no es y que, difícilmente, va a encontrar un jugador de esas características, experiencia y categoría en el FPC. Tal vez pueda ensayar allí con Muriel (a quien habitualmente pone por izquierda, pero que actuó por la derecha contra Brasil). O quizá, en futuras convocatorias, llame a Adrián Ramos para intentar algo con él.

La otra alternativa es cambiar el sistema (al 4-2-2-2 o 4-3-1-2) para prescindir de ese extremo por derecha que no existe cuando no está Juan Guillermo. 

¿CUADRADO JUEGA EN ARGENTINA?

Es una de las preguntas que surgen luego del empate en casa. Y la respuesta se acerca más al sí que al no porque si su nombre apareció en la convocatoria, conociendo su impedimento para jugar ante Chile, se supone que es un jugador para utilizar el martes en San Juan.

Ahora, el interrogante es si Pékerman lo alineará en una primera línea de volantes por la derecha, si lo ubicará como extremo manteniendo el esquema 4-2-3-1 o si lo pondrá como acompañante de James en un 1-4-3-2-1. Pero ese ya es otro análisis. Lo que sí está demostrado es que Colombia extraña a Cuadrado.