Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Asusta más un chino que once culés

Actualizado a

En otra época la sola presencia de Neymar, Suárez o Iniesta por los alrededores de Balaídos hubiera servido para decretar el estado de emergencia en la ciudad de Vigo. Pero ahora ya no son ellos los que preocupan. El celtismo está aterrorizado por la llegada de un chino. En concreto el dueño de Citic Group, que está a punto de unir al Celta a su interminable lista de empresas. Y ése es precisamente el temor, que el Celta pase a ser una empresa más, como si se tratase de una tienda de ropa o un estanco. Mouriño, que no ha parado de presumir de celtista desde que llegó, está a punto de enterrar los sentimientos y convertir al Celta en lo que nunca ha sido. Ya saben, dime de qué presumes y te diré de qué careces... Los hechos hablan siempre más claro que las palabras.

Desde que saltó la noticia de la posible venta del club, la afición no ha parado de manifestarse. Primero fue el Colectivo Nós quien mostró su malestar en un comunicado oficial el pasado lunes. Después fue un amplio sector de la afición quien le dejó bien clara su postura al todavía presidente céltico. “Mouriño, atiende, el Celta no se vende”, le espetaron al máximo accionista los seguidores más próximos al palco. Ayer fue el turno de trece peñas, que a través de un comunicado mostraron su “preocupación de que exista la posibilidad de que nuestro club pase a estar dirigido por gente que desconoce lo que significa”. Estas trece peñas muestran su disconformidad porque no les gusta “ser mercancía”. Parece tarde. Mouriño ya ha vendido el producto.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?