Copa Sudamericana

Rueda: "En Nacional no basta con ganar, hay que jugar bien"

El DT dijo que no hicieron un partido brillante, pero destacó la respuesta del grupo con 10 hombres. Indicó que la exigencia y el estatus del club no permiten baches.

Medellín
0

Equidad-Nacional en vivo

Ya las conferencias de prensa se convirtieron para el técnico Reinaldo Rueda en espacios de reflexión. En la anterior invitó a no vivir de la historia, y esta vez enfatizó en que a Atlético Nacional no se puede conformar con ganar.

El estratega valoró el triunfo 2-0 frente a Sol de América, que le significó el avance a los cuartos de final de la Sudamericana. Pero precisó en algunas fallas que tuvo su escuadra y señaló que debe "recuperar la memoria", para hacer los grandes juegos que tuvo durante la Libertadores.

Análisis del juego: "Felicito al equipo por la forma en la que se brindó y superó esta serie tan difícil ante un rival bien estructurado. Sol de América nos hizo grandes partidos, con despliegue físico y muy buen juego. Fue un partido cerrado. Nos faltó movilidad para contrarrestar el comportamiento de ellos. Nos salieron fácil en la jugada de contragolpe. Después corregimos, y en el segundo tiempo fuimos más claros y con mejor conceptualización, tanto en la posesión de balón como en buscar los espacios"

Henríquez y el ingreso de Aguilar: "En primer tiempo a Alexis (Henríquez) le hacen falta y tiene un esguince de tobillo. El médico le hizo un vendaje. Corríamos el riesgo de que no pudiera soportar el segundo tiempo. Tiene mucho mérito el coraje de Alexis, que hizo el esfuerzo. Pidió el cambio en un momento para cuidarlo y que no esforzara más su tobillo. Después ingresó Felipe (Aguilar) para fortalecer el juego aéreo, pues se la iba a jugar el rival con una de sus fortalezas. Lo mismo buscamos con los ingresos de Rescaldani y Arley Rodríguez".

Ajustes que debió hacer: "Alejandro Guerra tiene una gran vocación ofensiva; hace conexión con Macnelly y el mismo Miguel Borja. Por eso quedaban mano a mano Alexis y Francisco (Nájera). Ellos lo aprovecharon bien con su salida rápida, con ese buen juego largo propio de los paraguayos. Por eso nos desequilibraron en dos o tres situaciones en las que quedamos expuestos. Se corrigió. Sabíamos que teníamos que tener paciencia y trabajar el juego. Había que evitar que el equipo se alargara y que tanto Daniel (Bocanegra) como Farid (Díaz) conceptualizaran bien cuando pasaba al ataque, buscamos que Diego Arias se centralizara más para respaldar a los centrales".

El trabajo del goleador: "Borja, en su deseo de ser colectivo, salió demasiado a jugar. La idea era que se fijara en medio de los centrales para que fuera el receptor. Pero por lo que sucedió en el juego anterior, se fue al otro extremo, eso se dio en la situación que tuvo para finalizar y se la dio de taquito a Macnelly. Se fue al otro extremo por la solidaridad colectiva que hay. Jugó más para el equipo que para ser un finalizador".

Reponerse de la expulsión de Mosquera: "Este es nuestro sexto partido de la Sudamericana, después de Copa Libertadores. Tuvimos un bache de 45 minutos en Asunción. Es hasta aceptable que lo hayamos tenido porque nos retroalimentamos, asumimos responsabilidad y todos se confrontaron. Dijeron que no podía pasar más porque la exigencia y el estatus de Nacional no lo permiten. Es algo normal en todos los equipos, y más cuando viene de ganar como Nacional. Ha asumido bien el título de la Libertadores, como lo hizo con la estrella 15. Lo demostró en esos 20 minutos con un jugador menos, con solidaridad colectiva y madurez. Superamos bien nuestra dificultad. Los rivales nos conocen y nosotros no los hemos visto jugar".

Gana, pero no gusta: "La vara está muy alta. Somos conscientes de eso. Uno de los objetivos es recobrar la memoria y respetar esa identidad de Atlético Nacional. Estamos en esa transición con algunos jugadores. No hicimos un juego brillante, por algunos pasajes lo intentó Macnelly y 'el Lobo' Guerra, también Daniel y Miguel Ángel. Pero nos falta todavía. Sabemos que no basta solo con ganar, la gran exigencia de Nacional es gustar, jugar bien y respetar la esencia de ese equipo. Los muchachos se están brindando, es cuestión de no ser conformistas y ser malos perdedores. Vamos a seguir trabajando, seguro que no va a ser fácil y siempre nos van a pedir más".