MOTOGP | GP DE SAN MARINO

El pique entre Rossi y Lorenzo: ¿cuándo y dónde empezó todo?

Desde que Jorge ascendió a MotoGP en 2008 sus roces con Valentino han sido habituales, repasamos algunos tras el que tuvieron en Misano.

"Quizás haya menos tensión que hace dos o tres años, o puede que haya la misma, pero aquí no se viene a hacer amigos". Toda una declaración de intenciones. Cuando Rossi volvió a Yamaha en 2013 tras su malogrado paso por Ducati, Lorenzo ya avisaba que no estaba en MotoGP para hacer amistades. Y, aunque su relación con Valentino, quien reconoció que le molestó que su equipo fichara a Jorge en 2008, se mantuvo cordial en su segunda etapa como compañeros hasta 2015, tras la carrera de Misano la tensión ha vuelto a estallar.

"Somos grandes rivales pero nuestra relación es buena", dijo el italiano en 2014. Poco queda ya de aquello. En el Marco Simoncelli, las ascuas que quedaron de su guerra en la pista y en los micrófonos en su lucha por el título del año pasado se avivaron de nuevo. Se debió por el adelantamiento que Rossi le hizo a Lorenzo para ponerse primero y que no sentó nada bien a Jorge porque a punto estuvieron de tocarse, y así se lo hizo saber en una rueda de prensa que no tiene desperdicio. Un capítulo más de su conflictiva relación.

Desde que el mallorquín subió a la categoría reina en 2008 su historia con Rossi está repleta de encontronazos. El primer hecho que motivó que su trato comenzara a torcerse fue el muro que levantó el de Tavuilla en el box del equipo para no compartir ningún dato con su compañero al cambiarse de marca de neumáticos (a Bridgestone). "¿Lorenzo ha renovado? Larga vida al muro", dijo Rossi cuando se enteró de que seguirían juntos en 2009. "Al lado de Rossi se aprende poco", le reprochó Jorge.

En 2010 tuvieron el pique más parecido al de ayer en Misano. Fue tras la carrera de Motegi, tras una tensa lucha por la tercera plaza en la que se tocaron varias veces. "Cuando uno va a 300 km/h y te tocas con otro piloto… no es una sensación muy cómoda, no se pasa muy bien, te puedes hacer mucho daño. Valentino adelanta a veces al límite de la legalidad…", declaró Lorenzo, y así le respondió Rossi: "Cuando tienes una gran pelea en la última vuelta y pierdes es normal que te dé por culo".

"Yamaha tiene que decidir entre Lorenzo y yo", puso El Doctor encima de la mesa. Fue él el que se marchó a Ducati, e incluso cuando dejaron de compartir garaje siguieron teniendo algunos roces. "Corro con niños", dijo el italiano sobre sus rivales en 2011 entre los que se encontraba Jorge, que no se calló: "Debe dar vergüenza ser adelantado por unos niños cada fin de semana". Y ese mismo año también le tiró otro dardo: "Es el más simpático de todos cuando hay una cámara de televisión delante".

Reencuentro en Yamaha

Y tras una calma de dos años, en 2015 volvieron las hostilidades con la ‘teoría del biscotto’ que clamó Rossi. Acusó a Márquez de ayudar a Lorenzo en su título. "Si fuese más rápido no se preocuparía por estas cosas, le ha salido el tiro por la culata", le replicó Jorge en Malasia. Y cuando se decidió el Mundial, Valentino volvió a atacar: "No es un título verdadero. Lorenzo no debe estar tan contento". "Sabe que le será difícil encontrar otra oportunidad así y que se enfrentaba a un rival muy duro", dijo el español.

Esta temporada, Lorenzo le devolvió la jugada del ‘biscotto’ a Rossi en Mugello, al señalar que podría tener pactada una estrategia con Viñales: "Parece que ser que planean algo antes de los entrenamientos para luego favorecerse y hacer mejor vuelta. Pueden tener un plan". Y a Rossi no le gustó esa acusación: "Eso sucedió el año pasado, debería de tener el pudor de no usar este argumento". Estos son sólo algunos ejemplos de una relación tumultuosa entre dos grandes pilotos. ¿Tardará mucho en llegar el siguiente?