presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
LaLiga Santander
Bundesliga
Liga Portuguesa
Ligue 1

Atlético Nacional

El hombre detrás de la mente de los jugadores de Nacional

El psicoterapeuta Orlando Caicedo habló con As Colombia de su trabajo, la preparación mental y los secretos que han convertido al equipo de Rueda en finalista de la Libertadores.

El psicoteraoeuta Orlando Caicedo, el hombre detrás de los jugadores de Atlético Nacional, habló con AS Colombia de la final de la Copa Libertadores

El ritual se repite una y otra vez. Salta a cancha del Atanasio para recorrerla de punta a punta. La palpa, la siente, la escucha. Cada paso que da por el gramado, ante la mirada inquieta de los aficionados, le transmite un mensaje que descifra con la intención de crear un ambiente favorable para Atlético Nacional.  

Orlando Caicedo es mucho más que el psicoterapeuta y motivador del finalista de Copa Libertadores. Lo suyo va más allá de medirle las vibraciones al escenario que albergará este miércoles la gran final. Es el guía que programa mentalmente a los jugadores verdolagas y un complemento para los otros integrantes de cuerpo técnico.

"Lo principal es entrar en cada uno de los jugadores a potenciar sus cualidades, fortalezas y oportunidades, para luego corregir lo negativo de una manera gradual", explicó Caicedo en entrevista con As Colombia.

Para este caleño de 59 años, odontólogo de profesión y con estudios en psicología, en el deporte se debe ir más allá del trabajo físico pues el ser humano tiene varios componentes: mental, espiritual, emocional y bioplásmico.  

Pero a esa conclusión llegó después 18 años de estudio sobre diversas ciencias e investigaciones que van desde la programación neurolingüística creada por John Grinder y Richard Bandler hasta medicina china y pránica (pranic healing), una técnica de sanación a través de la energía desarrollada por el científico filipino Choa Kok Sui.

Los conocimientos que adquirió los aplicó al deporte cuando como basquetbolista pasó por seleccionados del Valle, Bogotá y Colombia. Luego empezó en firme su carrera trabajando en ligas de ajedrez, actividades subacuáticas, pesas, tiro baloncesto y fútbol.

Pero fue con 'Cheché' Hernández que inició la historia que hoy lo tiene como el hombre detrás de la mente de Nacional. "Lo asesoré para la Libertadores del 98 con el Cali y después con la Selección de Panamá", contó sobre ese ciclo que derivó en el vínculo que tiene desde hace 13 años con Rueda.

La psiquis y emociones de Honduras y Ecuador pasaron por sus manos en el camino a los mundiales de Sudáfrica y Brasil, respectivamente. Pero ahora se enfrenta a otro reto igual de importante: redondear junto al resto del cuerpo técnico el objetivo por el que se hicieron verdolagas. "No hemos ganado nada. Hemos dado un paso para encontrar una meta que nos pusimos desde el 18 de junio del año pasado", expresó el especialista.

El camino no ha sido fácil. Calar en un grupo de jugadores que poco entienden de energía, bioplasma y emociones lo retó como profesional después de haberse convertido en mundialista.

"Inicialmente hicimos una charla grupal. Ahí me di cuenta de cuáles eran los más interesados, normalmente son los líderes. Ellos vieron resultados, y los otros se fueron uniendo. Llegamos a un punto en el que todo el grupo fue receptivo y se prestó para desarrollar el trabajo", precisó Caicedo.

Como psicoterapeuta se niega a profundizar en los detalles. "Son secretos de confesión", dijo sobre lo que pasa al interior del camerino. No obstante, sí compartió con As cómo fue el manejo que le dio a los momentos más difíciles en la Libertadores: la caída con Rosario Central en Argentina y el 1-0 parcial con Sao Paulo en el Atanasio.

"Básicamente es limpiarse y podernos mirar a los ojos para restablecer; darnos cuenta de que el mundo sigue porque es un accidente lo que sucedió. Simplemente se trata de mejorar aspectos, preguntarnos para qué sucedió, seguir adelante y no repetir esa parte adversa que nos aconteció", detalló.  

Ahora que Nacional está 90 minutos de la gloria, el trabajo para programar al equipo es más preciso. Ya Rueda pulió su estrategia, Velasco dejó al grupo de finalistas a punto en la parte física, y Zape llenó de sabiduría a Armani. Así que Caicedo también hizo su tarea para choque definitivo con Independiente del Valle.

"Nos estamos preparando en todos los aspectos. Un partido como estos se puede definir en fracción de segundos, en detalles. Esa parte es muy importante… los detalles", comentó el especialista, que diseñó un discurso enfocado en vivir el hoy y el ahora para materializar todo el esfuerzo en un trofeo de campeón.  

"El pasado no existe y el futuro tampoco. Hay que trabajar el hoy, y con base a ese hoy se pueden obtener los logros, las metas, los objetivos", apuntó Caicedo en un diálogo extenso con As Colombia.

¿Cómo conoció al técnico Reinaldo Rueda?

"A través de mi amigo Jesús Granados, un neurólogo. Reinaldo es una persona con una mente muy abierta, pedagogo además. Me preguntó qué hacía y mis experiencias. Así empezamos a trabajar hace alrededor de 13 años cuando era técnico de la Selección Colombia".

En Nacional hay un respeto por el rol de cada integrante del cuerpo técnico, pero ¿cómo ven sus compañeros su trabajo?

"Hay respeto por la profesión de cada uno, independiente de lo que pueda ser la amistad. Hablando con Pedro Zape me decía que en su época gloriosa en el Deportivo Cali el médico era un ginecólogo. Se ha ido rompiendo esa serie de paradigmas, y hoy tenemos no solo deportólogos sino otros especialistas".

¿Cómo trabaja con los futbolistas?

"Se trata de encontrar los rasgos de la personalidad de cada uno, conocer su canal de percepción y explicarle en términos sencillos. El jugador lo va viviendo, le pongo ejemplos y lo va desarrollando paulatinamente hasta que ve resultados que le sirven para hacer una preparación individual que lo potencie".

¿Cómo preparó al equipo para la final?

"Con cada uno entramos a analizar el detalle y su modo de accionar dentro de ese esquema táctico que se va a desarrollar, para potenciar sus facultades y corregir lo mental porque dependiendo del rival muchas veces subestiman o sobrevaloran. Es buscar ese punto de moderación de excesos para lograr el mayor rendimiento".

Lejos de ese rol de psicoterapeuta y motivador, ¿cómo está viviendo la final?

"Como aficionado la emoción me desborda por el querer que mi Nacional sea campeón, una experiencia única más cuando uno ha hecho parte del proceso. Sé que Colombia desea eso de una forma fehaciente y con ansiedad".

¿Este es uno de los momentos más importantes en su carrera?

"He encontrado un gran afecto en Nacional. Cuando el Atanasio está lleno es algo sensacional e impresionante. Motiva a seguir adelante. Eso me exige hacer las cosas mejor".

¿Qué le dice a la afición verdolaga?

"Que tengan fe y convicción, pero no solo los que van al Atanasio sino los que están frente al televisor. Pido que proyecten positivismo. Miren por ejemplo con Rosario Central y Sao Paulo… se le dio vuelta. Confiemos y tengamos la convicción de que lo podemos lograr el título".