Santa Fe

Luis Seijas narra 12 capítulos claves en su vida y Santa Fe

El venezolano dio a conocer varios aspectos de su vida personal y recordó historias que le permitieron alcanzar la gloria con Santa Fe.

Bogotá
0

Santa Fe vs Cerro Porteño

Luis Manuel Seijas dice adiós. El pasado sábado se despidió de la hinchada y el próximo domingo se despedirá de sus compañeros y la institución.  Sus horas son contadas en Santa Fe y antes de partir, el jugador dialogó con AS Colombia. Habló de aspectos personales y recordó varios hechos que cambiaron el rumbo de su vida.

El venezolano deja huella en el equipo bogotano, aunque espera que este no sea el último capítulo en una historia que parece de película.  Una historia que, como todas, tuvo hechos trascendentales. Más allá de los títulos, Seijas se refirió a los acontecimientos puntuales de su vida personal y profesional que le permitieron ser lo que es hoy en día y alcanzar la gloria. (Video: Jugadores se despiden de Seijas y así reacciona el venezolano)

1. Cuando le dijo “no” a Santa Fe

“Estaba dudoso, no sabía qué me iba a encontrar, incluso en el primer ofrecimiento (de Santa Fe) yo dije que no, el doctor Hugo prieto me insistió, me dijo ven a la ciudad, haces las pruebas médicas y si te gusta bien, sin compromiso. Vine un 21 de diciembre y me encantó, fui a cenar a la zona T y dije de una vez: esta es mi ciudad.  Antes no sabía qué encontrar, porque era muy ignorante de cómo podía estar Colombia, yo tenía otra historia por las noticias, pero todo era mentira, porque no tenía ni idea del país tan maravilloso al cuál venía.

2. Imagen que lo hizo famoso, nublosa en su cabeza

“Recuerdo muy poco (Eliminación vs Tolima en 2010), salí con un golpe en la cabeza, es nulo lo que puedo recordar de ese partido, recuerdo que cuando recupero el conocimiento estoy en la enfermería, el médico me dice “jugaste casi 20 minutos más después del golpe”, yo no me acordaba de nada, y quedaban como 10 minutos de partido, me fui con el suero a ver el partido pegado a los carteles. Y bueno Wilder hace ese gol y queda la imagen mía llorando, fue algo muy duro”.

3. Un vuelo trascendental: Conoce a su esposa en un avión

“A mi esposa la conocí en un avión, íbamos con la selección de Venezuela a hacer una preparación en Estados Unidos para la Copa América 2011, íbamos de Caracas a Atlanta, la hermana de ella vive en Atlanta, ella iba a visitar a la hermana, justo quedamos en un asiento ella adelante y yo atrás, ahí empezamos a hablar y ya llevamos cinco años juntos”.

4. Pensó en irse del fútbol

“Estuve en Ecuador seis meses, fue una decisión muy mala, seis meses sin que me pagaran, un equipo que está en la quiebra, creo que esa plática se perdió. Antes de irme de Ecuador, era durísimo, estaba en un bajón de rendimiento, no me pagaban, yo decía, qué hago, si no hubiera salido Santa Fe, no sé qué habría sido de mí en el fútbol.

Antes de debutar también me lesioné la rodilla grave, yo me retiré, fui a recuperarme a Venezuela, no con miras en volver a jugar, pero me hacía falta el fútbol y regresé”.

5. Un gol que cambió la historia

“Fue un grito de desahogo importante (Vs Nacional, Liga 2014-2). Por cómo fue, por el partido, por los cuadrangulares, porque estábamos a solo una victoria de conseguirlo y se aplazó hasta la última fecha contra Nacional en Medellín. Fue el gol más importante, porque eso nos dio la posibilidad de jugar la final, de ganarla, eso nos lleva a la Superliga, y la Superliga a la Sudamericana, entonces si uno se pone a ver la cadena de sucesos después de ese gol, nos dio la oportunidad de finalizar con un título internacional. Ese gol fue uno de los momentos más importantes de mi vida”.

6. Dijo “no” a otro equipo del fútbol colombiano

“Sí hubo ofertas, pero realmente nunca lo vi como algo que pudiera pasar. Siempre me vi acá, vestido con la camiseta de Santa Fe, incluso recuerdo que mi representante me comentó y yo le dije que no, que no veía eso, que mi prioridad siempre era salir al fútbol del exterior, por suerte el fútbol y la vida me lo han permitido, porque también hay que ponerse en el papel del jugador, hay algunos que no tienen esa opción y aceptan un mejor contrato acá en el país y es normal. Yo siempre elegiré irme a fuera y siempre jugar en Santa Fe en Colombia.  Prefiero no decir el nombre del equipo que me buscó.

7. Pelusso, determinante para su mejor momento

“Pelusso fue el factor, cuando se va el ‘enano’ (Luis Carlos Arias) obviamente no todo el mundo confiaba en que yo podía reemplazarlo, el hecho de que el profe no haya pedido refuerzos en esa posición, que le haya dicho al presidente que no necesitaba otro, para mí fue un plus, fue una responsabilidad muy grande con el profe, porque ya de entrada me estaba dando confianza, fue lo que intenté devolverle siempre, esa confianza, cuando tú tienes eso por parte del técnico, se siente dentro de la cancha.

Me dio libertad, la posibilidad de juntarme con Omar, hasta que se lesionó él. Pelusso me daba más libertad en ataque, lo que podía hacer en parte ofensiva, por ser uruguayo había una rigurosidad táctica y es normal, era lo que me pedía, porque sabía que yo tenía la capacidad para ir y volver. Había realmente un buen ambiente en todos los aspectos.

8. El nacimiento de su hija y la gloria con Santa Fe, de la mano

“Con el nacimiento de mi hija, todo cambió, todo. Olivia viene de la mano de los últimos tres títulos de Santa Fe, ella nació en julio del 2014, de ahí para adelante vienen una gran cantidad de cosas trascendentales. Me cambió la manera de ver las cosas, la motivación, es el amor más puro que uno puede sentir, el que uno siente por su hija o su hijo, es una de las bendiciones más grandes que dios me ha dado”.

9. Ningún hincha está tan triste como su esposa

Mi esposa está tristísima, es la más triste de todas, ningún hincha está tan triste como mi esposa por la salida de Santa Fe. Mi vida está diagramada para radicarme en Bogotá, por lo feliz que he sido, además Venezuela vive una situación difícil, que no quiero para mis hijos.

Mi esposa es muy feliz acá, acá hay mucha colonia venezolana, yo le agradezco a los bogotanos y colombianos por el trato que nos dan.  Tenemos un grupo de amigos muy grande, es como sentirnos en nuestro país, y eso solo pasa acá en Colombia. Paula ama a Bogotá, tiene su vida acá hecha, obviamente el cambio la tenía al principio un poco triste, ya fue a Porto Alegre y vio que también es una ciudad muy linda.

10. El mayor sacrificio

Para la gente es difícil entenderlo, porque pagan la boleta y solo ven lo que pasa en la cancha, pero detrás del futbolista hay muchas cosas, entrenamientos, sacrificios. Uno como jugador duerme todos los fines de semana fuera de la casa, eso para la familia es muy duro y para los hijos, yo cuando estaba soltero no me importaba, pero ya cuando uno tiene su hija y su esposa es diferente, uno siempre quisiera estar con ellos, la gente piensa que uno solo juega, pero detrás de eso hay una gran cantidad de cosas que hacen posible que uno juegue.

11. Un mal perdedor

Puede que yo no caiga bien dentro de la cancha, acá cuando llegan jugadores de los otros equipos dicen, “la gente te odia en los otros equipos”, a veces dentro de la cancha tengo una personalidad distinta.   Soy muy 'fosforito' cuando pierdo, no me gusta perder en nada, me pongo bravo cuando jugamos voley-futbol y pierdo, es un defecto, que puede ser virtud, pero que es defecto porque a veces se te cruzan los cables.

12. Su mamá no quería que fuera futbolista

“A mí me gusta mucho el tenis, lo jugué hasta los 14 años. Mi mamá no quería que fuera futbolista y me obligaba a hacer dos deportes, hasta los 14 y 15 jugué tenis y fútbol.  No sé por qué ella no quería que jugara al fútbol, es raro porque ahora es la fan número uno, capaz quería que me enfocará más en el estudio, pero después todo cambió, cuando se dio cuenta que era algo que amaba”.