Colombianos por el mundo

Mina en Palmeiras: Por el cariño que ganaron Armero y 'El Tino'

Yerri Mina será el séptimo colombiano que jugará en ese equipo en el que Rincón y Asprilla ganaron títulos locales y que guarda buenos recuerdos de Armero y Muñoz.

Mina en Palmeiras: Por el cariño que ganaron Armero y 'El Tino'

Meses antes del Mundial 1994 fue Freddy Rincón el que puso a Palmeiras en el mapa para los colombianos. Los dirigentes pagaron tres millones de dólares por el mediocampista que tuvo como técnico a Wanderley Luxemburgo con el que ganó el torneo paulista.

Harold Lozano, Faustino Asprilla, León Darío Muñoz, Carlos Castro y Pablo Armero llegaron después. Nos acostumbraron a esa camiseta verde que desde próximo el semestre usará el defensor Yerri Mina.

AS Colombia hace un recuento del paso de cada uno por este grande del fútbol brasileño que guarda buenos recuerdos de los nuestros.

Freddy Rincón (1994-1996)

Su nivel con la Selección Colombia justificó su incorporación por tres millones de dólares. Lo recibió Luxemburgo en su primera etapa en la que ganó el título paulista. Volvió en 1996 tras su paso por Europa con Napoli y Real Madrid. En total, jugó 74 partidos. Hizo 21 goles.

Harold Lozano (1995)

Se quedó seis meses. Con un estilo similar al de Rincón y ya mundialista, jugó 20 partidos. Dejó dos goles en su registro.

Faustino Asprilla (1999)

Marcos; Junior Baiano, Arce, Junior, Roque Junior; Zinho, Cesar Sampaio, Galeano, Alex; Asprilla y Paulo Nunes. Esa formación base de Palmeiras de Luiz Felipe Scolari fue la que jugó la final de la Intercontinental de 1999 ante Manchester United. Y “El Tino” ahí.

A los 30 años se unió al equipo con el que ganó dos campeonatos locales. El Río-Sao Paulo (2000) y la Copa de Campeones (2000) En 54 partidos marcó 12 goles.

León Darío Muñoz (2001)

Uno de los más queridos por la afición. Participó de la campaña por el ascenso en 2002, una decisión valorada en las tribuna que lo apodó como Talismán pues hizo goles decisivos. Lo referenciaron entonces como un imán para la buena suerte.

Jugó hasta 2005. Es el colombiano con más partidos. Estuvo en 140 en los que festejó 32 anotaciones.

Carlos Castro (2003)

Todo un hallazgo pues estuvo unos pocos meses. Aterrizó en Sao Paulo como el goleador del fútbol colombiano. Problemas con la documentación retrasaron su debut. Nunca pudo jugar.

Pablo Armero (2009)

De América de Cali con amor, como Rincón y Lozano. En Palmeiras comenzó su trayectoria internacional que le aseguró por muchos años el puesto de lateral izquierdo en la Selección Colombia. Luxemburgo lo recibió en enero de 2009. Un año y medio y 79 partidos después partió al fútbol italiano.