América de Cali

David Ferreira: “Los años pasan pero no he perdido la picardía”

El creativo samario recordó sus inicios con América, los títulos, la derrota frente a Rosario Central, los jugadores que más le pegaron. “Deseo seguir cosechando títulos”, dijo.

Cali
0
David Ferreira: “Los años pasan pero no he perdido la picardía”

Seguramente, con América bajará el telón de su carrera. David Ferreira tiene las ansias que lo recubrió iniciando el año 2000, cuando arribó a los rojos luego de la sobresaliente actuación y del ascenso con el Real Cartagena.

“Antes de terminar el Torneo, ya sabía que venía para América y eso me dio más motivación, porque llegaba al equipo más grande del fútbol colombiano”, recordó el creativo samario en charla con As.com

Ahora, con 36 años de edad (9 de agosto de 1979), y tras sus experiencias en el Paranaense brasileño, el Al-Shabbab árabe, Dallas de la MLS y los equipos nacionales, Santa Fe y Atlético Huila, con el que jugó la pasada temporada, Ferreira dice que desde ya “estoy soñando en la celebración de fin de año con el ascenso. Soñar no cuesta nada y el que no sueña no logra las cosas. Ya me imagino cómo será todo”, comentó.

Entonces, empezó a recordar: “El ‘Cocho’ Patiño y ‘Carepa’ Gaviria fueron los que más me pegaron; los clásicos se jugaban diferentes, fuertes, pero sin mala intención”.

También rememoró "el partido que le ganamos a Nacional en Medellín (Apertura de 2002). El estadio estaba llenísimo, ellos tenían la ilusión de conseguir el título y nosotros lo pudimos lograr. Todo el estadio le decía cosas a Jairo (Castillo), entonces, fue lindo que él anotara. Para nosotros y todos los hinchas representó una grata sensación”.

Y comparó: “Castillo (Jairo) tenía velocidad, picardía, era goleador, y yo era picante, tenía movilidad, rapidez. Cada uno tenía su fuerte y lo aportaba para beneficio del equipo, por eso conseguimos muchas cosas importantes”.

Además, aseguró que “todavía me duele el partido que perdimos frente a Rosario Central (Copa Libertadores de 2001), pero ya no se puede hacer nada. Nosotros tuvimos las oportunidades y hasta desde los penaltis pero no era para nosotros”.

Ferreira es quien guía el camino de los rojos hacia el retorno a la primera categoría, el jugador experimentado que deberá contagiar su orgullo de pertenencia hacia el club que le dio notoriedad local, internacional y que le permitió llegar a la selección Colombia.

“Disfruté y logré cosas importantes. Ahora tengo más edad, más experiencia, pero mantengo las ganas y los deseos de seguir cosechando títulos. No he perdido la picardía; los años pasan, pero la inteligencia y la movilidad se mantienen”.