Temas del día Más temas

Premier League

Leicester City, un equipo que el fútbol deseó ver campeón

El empate 2-2 entre Tottenham y Chelsea le dio el título al equipo de  Ranieri. Junto a Jason Bourne, periodista de la BBC, AS Colombia analizó al sorprendente Leicester City.

En febrero de 2016, AS Colombia contactó a un periodista inglés para conocer la historia de Leicester, equipo que soñaba algo que consiguió este lunes luego del empate del Tottenham 2-2 con Chelsea. Esta es la historia publicada hace tres meses:

“Si cualquier otro equipo gana el campeonato, bien por ellos. Beberán champaña y tendrán su trofeo. Pero si nosotros ganamos, con este presupuesto y con este equipo… habremos cambiado el juego. Eso es lo que quiero. Quiero que signifique algo”.

En la temporada de 2002 del Béisbol de las Grandes Ligas, los Oakland Athletics, con un equipo de muy bajo presupuesto y jugadores subvalorados en el mercado, lograron el récord histórico de 20 victorias consecutivas en la MLB. La cita es del actor Brad Pitt en el personaje de Billy Beane (el exmanager general de los Okland) en la película Moneyball (Juego de la Fortuna en español).

En la temporada 2015/2016 de la Premier League, el Leicester City estaría dando una nueva versión de Moneyball en una de las historias más románticas del fútbol moderno. AS Colombia habló con Jason Bourne, periodista de la BBC Radio en la ciudad de Leicester, para conocer el pasado, el ambiente y las claves del éxito del equipo del momento.

ASÍ COMENZÓ

Jason es seguidor de ‘Los Zorros’ desde que tiene ochos años. Como periodista de la BBC Radio, cubre al equipo desde 2013, año en el que ascendió a la Premier League. Asegura que fue al final de la temporada anterior cuando el equipo revelación comenzó a tomar forma:

“A dos meses de que terminara la Liga, parecía que estaban destinados a descender. Pero hubo un momento determinante. Un punto de quiebre. El equipo pensó, “si no hacemos esto, y si no lo hacemos ya, vamos a descender”, explica el periodista. En ese tramo final, el Leicester consiguió 24 puntos en los últimos 14 partidos. Y con el equipo en un excelente estado anímico y gran forma física, llegó Claudio Ranieri.

NO ES CUESTIÓN DE DINERO

Un técnico que nunca ha logrado un título de Liga, y a quien se tilda de ultradefensivo, tiene al Leicester como el equipo más goleador y líder de la Premier League. Para Bourne, el mayor acierto del italiano fue potenciar las virtudes de cada uno de sus jugadores:

“Su gran aporte fue encontrar las fortalezas de cada uno de sus dirigidos y explotarlos al máximo. Eso ha dado un fútbol rápido, de ataque y contraataque. Con el presupuesto, y por las características de sus jugadores, encontró el mejor estilo para ellos y para el equipo”.

Bourne afirma que a pesar de que Ranieri es la cara visible, hay alguien detrás de las contrataciones que ha sido clave: “David Walsh, que es uno de los ojeadores, ha sido determinante. Con un corto presupuesto logró encontrar a los jugadores perfectos para armar este equipo. Fue tanto el éxito que tuvo aquí en Inglaterra este proceso que dos de los otros ‘scouts’ que trabajaron con Walsh fueron fichados por Arsenal y Tottenham”.

UNA EUFORIA TANGIBLE

Escuchar a Jason hablar de la ciudad de Leicester emociona. Dice que esta ciudad de 300,000 habitantes, ubicada en el centro de Inglaterra, y no acostumbrada a la gloria. Para los hinchas de un equipo que ha estado moviéndose entre segunda y primer división, el triunfalismo es territorio inexplorado. Explica que solo basta caminar por la calle para ver y sentir la euforia que el club ha generado.

“Verlo líder de la Premier League hace que esta ciudad sea absolutamente fantástica. Muchos todavía intentan asimilarlo mientras disfrutan del momento, porque puede que esto nunca más se vuelve a repetir. Caminar por la calle, ver las sonrisas en los rostros de las personas. Esa alegría se ve, se siente, es tangible. Así de grande es lo que está pasando”.

DE OAKLAND A LEICESTER

Jason Bourne, en medio del romanticiscmo que generan ‘Los Zorros’, expresa que podemos estar presenciando un momento épico del deporte más popular del mundo:

Si esto llega a suceder, si Leicester City llega a quedar campeón, diría que es una de las grandes historias desde el inicio de este deporte. Demuestra que no se necesita gastar grandes cantidades de dinero para tener un gran equipo”.

En aquella temporada de 2002, Oakland no logró el título de la Serie Mundial de Béisbol. De haberlo conseguido, el impacto de su filosofía hubiera sido aún mayor. En tiempos de Jorge Mendes, de Superliga China y precios desorbitantes de entradas, el fútbol reclama un héroe con coraje de villano. Leicester City, el equipo que este deporte necesita ver campeón.

***

Este es el equipo más utilizado por Ranieri en la presente temporada y el precio que costó cada uno de ellos al fichar por el club.

Kasper Schmeichel (arquero, 29 años): Llegó en 2011 por 2 millones de libras del Leeds United.

Wes Morgan (central, 32 años): Llegó en 2012 por 1 millón de libras del Nottingham Forest.

Robert Huth (central, 31 años): Llegó en 2015 del Stoke City por 3 millones de libras.

Danny Simpson (lateral derecho, 29 años): Fue contratado por 2 millones de libras del QPR.

Christian Fuchs (lateral izquierdo, 29 años): Llegó en 2015 como jugador libre del Schalke.

Daniel Drinkwater (volante de marca, 25 años): Manchester United lo dejó ir al Leicester en el 2013 por 1 millón de libras.

N’golo Kante (volante de marca, 24 años): Llegó esta temporada proveniente del Caen de Francia por 5 millones de libras.

Marc Albrighton (volante por izquierda, 26 años): Luego de terminar su contrato con Aston Villa llegó gratis en 2014.

Riyad Mahrez (volante por derecha, 24 años): Llegó en 2014 desde Le Havre, equipo de la segunda división de Francia. Leicester pagó 400,000 libras por el argelino.

Shinji Okazaki (delantero, 29 años): El japonés llegó esta temporada desde el Mainz alemán por 7 millones de libras.

Jamie Vardy (delantero, 29 años): El goleador de la Premier League, que antes jugaba en el Fleetwood Town de la segunda división, le costó al Leicester 1 millón de libras.

En total, el equipo titular costó 21 millones de libras. Nicolás Otamendi, defensor central del City, le costó 28.5 millones al equipo de Manchester.