Halloween

El día que James se disfrazó de Zidane en el Maracaná

En la semana de Halloween AS presenta su especial de disfraces. Vale la pena recordar el partido en el que James Rodríguez se vistió de Zidane.

0
El día que James se disfrazó de Zidane en el Maracaná
Mauricio Alvarado Colprensa

Hay que hacer algo más que llevar el 10 en la espalda para emular a Zidane. La categoría del francés se extendió en estadios legendarios, en fases cruciales de torneos importantes en los que dejó su marca con su selección, Juventus y Real Madrid. Como en ese gol que marcó en la final de la Champions League del 2002 frente al Bayern Leverkusen en la que el equipo español conquistó su novena Copa de Europa.

Un momento sublime del fútbol que revivió James Rodríguez con su golazo ante Uruguay en el Maracaná por los octavos de final del Mundial 2014. El colombiano tomó del francés la personalidad para iniciar una jugada de fantasía en un partido complejo. Tras controlar el balón con su pecho, calcó al detalle la clase magistral de Zizou en esa media vuelta de zurda con la que venció al arquero uruguayo Fernando Muslera.

La pelota llegó al mismo rincón de la portería. Se festejó tanto como el de 2002. Terminó como el mejor gol de esa Copa del Mundo. Al de Zidane no hizo falta medirlo en encuestas. Recibió el voto unánime como el mejor de esa Champions. Dos partidos memorables. Dos goles idénticos.

James llevaba algo más que el 10 en la espalda esa tarde en Río de Janeiro. Se vistió con toda la magia de Zidane.