Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

JUDICIAL

Jóvenes asesinados por la policía en Sucre: ¿quiénes eran y por qué los mataron?

Según los policías testigos de la muerte de los jóvenes, un coronel de la institución los asesinó cuando estaban indefensos.

Actualizado a
Jóvenes asesinados en Sucre
Colprensa

El pasado 25 de julio se presentó un confuso que involucró a Jesús Díaz de 18, José Arévalo de 22 y Carlos Ibáñez de 26 años, tres jóvenes que fueron asesinados por la Policía Nacional al ser identificados como presuntos integrantes del Clan del Golfo. Los hechos ocurrieron en operativos que surgieron como respuesta al plan pistola que lideró durante esas semanas la estructura criminal.

Dos policías, que fueron testigos de los asesinatos de los tres jóvenes, decidieron revelar su testimonio y contaron que el coronel Benjamín Núñez, comandante operativo de la Policía de Sucre en ese entonces, fue quien los mató “a sangre fría”, cuando se encontraban en estado de indefensión, según conoció la unidad investigativa de Noticias Caracol.

¿Quiénes eran los jóvenes asesinados?

Jesús Díaz y José Arévalo, según revelan sus familiares, estaban viendo una exhibición de trucos en moto, cuando llegaron los miembros de la Policía e hirieron levemente la rodilla de Díaz. Pese a que ambos intentaron salir en busca de ayuda médica, fueron detenidos en el retén. Por su parte, Carlos Ibáñez, iba pasando por el retén cuando vio como los uniformados maltrataban física y verbalmente a los dos jóvenes, quienes eran sus vecinos, y les reclamó. Fue allí donde también lo retuvieron.

Hasta ese punto llegó el coronel Benjamín Núñez y subieron a los tres jóvenes al platón de una camioneta, mismo platón en el que iban los dos policías que hoy revelan el testimonio. Además de los dos testigos, en el platón iba otro uniformado y el superior, mientras que en la cabina iba una teniente y el conductor.

A pesar de las versiones oficiales que relacionaban a los jóvenes con el asesinato de un patrullero que habría desencadenado la ofensiva policial, familiares aseguraron que los muchachos no tenían que ver nada con la delincuencia ni el grupo paramilitar y que lo que se habría presentado era un ‘falso positivo’. Precisamente una de las familiares de Jesús Díaz indicó a La W, que su hermanó ese día estaba presenciando carreras de motos, cuando llegaron los uniformados abriendo fuego indiscriminadamente, como resultado de esto quedó el joven de 18 años con una herida de bala en su pierna. Al haber sido herido fue trasladado por uno de sus amigos a su casa y al ver la gravedad de la herida decidieron llevarlo a un centro médico.

“Mi hermana dice que había dos motos, los hicieron bajar del carro, le decían que era un asesino, lo empezaron a maltratar, en una de esas, un vecino, al ver lo que estaba pasando, defendió a los muchachos y le dijeron que él también era cómplice de ellos. Ahí fue cuando comenzó la triste historia, cuando los vieron por última vez con vida y no regresaron más”, comentó a la emisora radial Jessika Sierra, hermana mayor de Jesús.

Los agentes que también fueron testigos de lo ocurrido manifestaron que los jóvenes asesinados en ningún momento atacaron al uniformado que les disparó y que, al contario, los había acribillado cuando estaban heridos en la parte trasera de una camioneta de la Policía. Por otro lado, el agente que señaló al coronel de ser el autor de los crímenes dijo que no declaró antes por miedo a desquites en su contra.

Respecto al responsable, el entonces comandante de la Policía en Sucre Coronel Benjamín Núñez, información preliminar arrojada por el diario El Tiempo, indicaría que el uniformado habría huido a Panamá a inicios del mes de agosto.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?