Estás leyendo

Colombia le ganó a la "Copa del Miedo" de 2001



Copa América

Colombia le ganó a la "Copa del Miedo" de 2001

Colombia le ganó a la "Copa del Miedo" de 2001

Getty Images

Señalada por la inseguridad la edición de ese torneo casi se cancela. Con recelo y la ausencia de Argentina el país la sacó adelante y terminó campeón.

Bogotá

Levantar su propia Copa América; vencer a Chile, Ecuador, Venezela, Perú, Honduras y México, terminar sin goles en contra; celebrar a Víctor Aristizábal como el máximo artillero con seis tantos y ofrendar a Colombia la alegría de ese título, fue lo que menos le costó. Al fin y al cabo estaban Oscar Córdoba, Mario Yepes, Iván Ramiro Córdoba, Fabián Vargas, Giovanni Hernández, Aristizábal dirigidos por Francisco Maturana. Ese equipo era confiable. Resultó un campeón lógico.

Lo difícil vino antes, cuando las otras nueve federaciones de la Conmebol le dieron la espalda por la situación de orden público que se agitó dos meses antes del comienzo del torneo. Explosiones en Bogotá, Medellín y Cali, instalaron el temor de los participantes.

Una gestión diplomática de alto vuelo que encabezó el presidente Andrés Pastrana se la jugó a fondo por mantener la sede asignada en 1987. Viajó hasta Asunción para defender ese derecho propio. "Nuestra nación no va a darse por vencida", resumió en su discurso.

El momento más difícil empezó el 25 de junio con la retención por parte de las Farc de Hernán Mejía Campuzano, dirigente de la Federación Colombiana de Fútbol en un paraje rural en límites de Chocó y Risaralda. Un secuestro de 72 horas que espantó a todos. La Conmebol citó a varios cónclaves para definir el futuro de esa Copa que pasó de la cancelación a la tibia solución de jugarla en 2002 aún con Colombia como anfitrión.

Fue un torneo que se tuvo que luchar. Ya estábamos concentrados, cuando casi se cancela. Teníamos la ilusión de entregar un lindo título al país. Hubo frustración a esa semana previa cuando además, varios de los equipos grandes dijeron que no asistían”, recuerda Fabián Vargas con AS Colombia.

Presiones de patrocinadores y los últimos esfuerzos de la diplomacia garantizaron su realización.

"Decidí finalmente hacer la Copa a pesar de la deserción de Argentina, con las garantías que recibimos del presidente Pastrana", relató Nicolás Leoz, exdirigente de la Conmebol a la agencia de noticias AFP.

Argentina dijo que no

Los argentinos fueron los únicos que se quedaron afuera. Culparon a la inseguridad. El periodista Ezequiel Fernandez Moores criticó desde el Diario Olé la justificación de su país. Por entonces escribió en su columna de opinión “¿Aquí podríamos hacerla?” que “Colombia podría perder la sede de la Copa América pero las posibles sustitutas, entre ellas la Argentina, también viven un clima violento e inseguro”.

A punto de festejar los 15 años de nuestro único título de selecciones, Fernandez recuerda desde Buenos Aires que sintió injusta esa advertencia de despojo.

“Me gusta mucho la defensa de sedes polémicas cuando creo que la causa es justa, porque a veces hay etiquetas que se imponen sobre inseguridad y que terminan en una caricaturización, me resisto. No creo en la simplificación como sucedió en aquel momento”.

A la albiceleste la reemplazó Honduras que sintió orgullo por participar.

Argentina era cabeza de serie en Medellín pero no vino. Para nosotros fue duro porque queríamos enfrentar a esos equipos, como lo hacíamos en las Eliminatorias, con los mejores. Igual, el torneo tuvo alto nivel”, agrega Fabián.

Clima de paz

Con la pelota en la cancha, el equipo de Maturana respondió con el primer lugar en la fase de grupos. Le ganó 2-0 a Venezuela, 1-0 a Ecuador y 2-0 a Chile. En cuartos de final goleó 3-0 a Perú; en la semi despachó 2-0 a Honduras. El título lo ganó ante México con el gol de Iván Ramiro.

“Los recuerdos muy especiales. Si tuviera que escoger uno yo diría que lo que se vivió en Colombia. No tanto en la parte futbolística porque todos sabemos que fue espectacular, pero la convivencia, ese mes de tranquilidad, de paz que se vivió fue algo único”, remata Vargas.

Los reportes de la prensa sobre el orden público registraron que entre el 15 y 29 de julio la criminalidad en las ciudades se redujo en un 30 por ciento.

“Se ha jugado fútbol en las peores condiciones. Hace años hubo una polémica porque los Ultras de Lazio enseñaban símbolos fascistas y se le reprochó al que era alcalde en ese momento de Roma, Walter Veltroni, quedarse en el estadio mientras eso sucedía. Él dijo que no se fue ‘porque el fútbol no le pertenece a ellos, los violentos. El fútbol es de nosotros también, si yo me voy se lo dejo a ellos’. Eso me resultó interesante. Me parece que el fútbol le pertenece a la gente”, concluye el periodista argentino.

Al final Colombia le ganó a todos, incluso al miedo. Campeón invicto por siempre.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar